Entre el arroz y la fanesca

Germán MuenalaLa lógica de lo individual y lo comunitario es lo que define muchos aspectos de carácter social y político de los pueblos, y si queremos parafrasear es como si comparáramos el arroz con la fanesca. También nos lleva a ver el Estado nacional frente al Estado plurinacional, con diferencias lógicas donde la institucionalidad pública que debe actuar en estas nuevas líneas de acción, para precisamente ir hacia el fortalecimiento del Estado y la cimentación de la democracia plural.
Traigo el tema porque en estos días me ha sorprendido una carta que puede llevar a hacer varios comentarios.
Judith Chiza, warmi kichwa Imbaya, ha sido propuesta para ser homenajeada por el Patronato de Amparo Social del Gobierno Provincial de Imbabura como una de las mujeres destacadas de la provincia, ante esta oferta Judith reacciona respondiendo con argumentos que hacen referencia a su carácter de identidad colectiva y comunitaria, rechazando un homenaje personal.


Este tipo de reconocimientos, a los cuales también he cuestionado, buscan distraer las lógicas propias de los pueblos, Judith en su carta cuestiona estas lógicas occidentales y demanda apertura para las formas colectivas y las que se han invisibilizado como el aporte valioso que han hecho y continúan haciendo nuestras jatunmamas y taitas, haciendo referencia a la paridad andina, donde hombres y mujeres somos un solo complemento.
El arroz es simple, la fanesca está compuesta de muchos elementos, para preparar el arroz no se necesita mucho tiempo, para preparar la fanesca se planifica, se trabaja colectivamente y demora en su cocción.
Estas lógicas deben ser tomadas en cuenta para la construcción de la interculturalidad.