Entrañable tierra

juan rualesSin dudas, uno de los mejores programas que la ciudadanía puede ver en el norte del Ecuador es ENTRAÑABLE TIERRA realizado en UTV por Pablo Muñoz y su equipo de apoyo.

Teóricamente se supone que los medios de comunicación y, con mayor razón, los públicos, deben ser instrumentos educativos y culturales formativos, informativos y recreacionales; dado el gran espectro de su influencia, su programación tiene la responsabilidad de formar una ciudadanía con pertinencia cultural, pues en ella estriba el soporte de la soberanía identitaria de una nación y la cohesión cívica de sus pueblos.

Desgraciadamente esto no ocurre, la mayoría de estos medios, no solo de Ecuador sino del mundo, se mueven bajo la ética del capitalismo; son gigantescas maquinarias para construir hombres y mujeres alienados por una sistemática desinformación para convertirlos en zombis consumidores de toda la basura mercantil producida por un empresariado capitalista insaciable y deshumanizado que no escatima genocidios y guerras en todo el mundo con tal de saciar su voraz apetito de dinero; y esos medios de comunicación son precisamente quienes allanan las conciencias para el cumplimiento de tan siniestra meta.

Felizmente el norte del país cuenta con un medio público que sale de ese esquema, como es la Televisión Universitaria de la UTN, cuyo programa ENTRAÑABLE TIERRA, además de estar técnicamente bien sustentado, maneja un discurso educativo y cultural que nos permite no solo informarnos de aspectos esenciales de nuestra realidad, sino que nos conduce a valorarlos con un formato muy ameno, desde una óptica objetiva y al mismo tiempo que comprometida con la defensa y desarrollo de nuestra riqueza intercultural, en la que nuestros sencillos artesanos, artistas, agricultores, en fin, el pueblo anónimo es, como debe ser, valorado como protagonista de nuestra historia.

Esto es posible acaso gracias al nivel cultural y extraordinaria sensibilidad de Pablo Muñoz, cuyo aporte al redescubrimiento de nuestra realidad es un plus esencial al rol que la UTN y UTV cumplen como medios públicos académicos y comunicacionales en el norte del país.

 

Juan F. Ruales
juanf_ruales48@hotmail.com