Enfermedades respiratorias se duplicaron en este año

A pesar de que ya se llegó a una nueva ‘normalidad’ desde que finalizó el Estado de excepción, la gente aún siente temor al salir de sus casas porque la pandemia continúa.

Al igual que en los hospitales, en los centros de salud las atenciones no se han paralizado, pero el número de usuarios sí ha disminuido durante la emergencia por el coronavirus.

María Fernanda Arcos, responsable zonal de vigilancia, explicó que a pesar de que las infecciones respiratorias han primado durante todo este tiempo, son las que mayor número de consultas se han dado.

De marzo a septiembre de este año en las unidades de salud de Imbabura se han atendido 24 786 pacientes con enfermedades respiratorias.

Este dato está duplicado al del año anterior. De acuerdo a los datos estadísticos, solo en el 2019 se atendieron entre 12 000 a 15 000 pacientes con la misma enfermedad respiratoria.

Arcos añadió que todavía se sigue atendiendo otras patologías. En primer lugar están las enfermedades respiratorias, les sigue las infecciosas y parasitarias, y enfermedades del sistema genitourinario y circulatorio (infecciones de vías urinarias, cistitis, hipertensión, triglicéridos altos, colesterol alto).

Este tipo de enfermedades se han venido atendiendo desde año anteriores.
Pero según Arcos, lo que sí ha aumentado son las infecciones respiratorias altas. “Al momento estamos pasando por el proceso de la pandemia, todo síntoma respiratorio que tenga una persona los asocia con el covid y acude rápidamente al centro de salud, como tiene que ser”.

Sin embargo, la funcionaria aclaró que a pesar de que sea covid, solo los casos graves son hospitalizados, mientras que los leves y moderados aún son tratados en casa, “antes la gente decía que tiene gripe y se quedaba en casa, ahora no, creen que puede ser covid y por eso acuden al centro de salud”, explicó Arcos, quien añadió que por esta razón han aumentado las infecciones respiratorias.

Como ha sucedido en años anteriores entre octubre, noviembre y diciembre era la época de influenza, es decir, de otra enfermedad respiratoria. “Ahora como tenemos la pandemia y es una enfermedad respiratoria, con un virus parecido al de la influenza pues también se adapta al mismo clima, al mismo ciclo y por eso se presenta en las mimas temporadas”.

Durante los primeros días de emergencia el personal de salud no salía a hacer vacunación en casas, lo que duró un mes. Después, según Arcos, hubo la necesidad de que los niños tengan que ser vacunados oportunamente y se comenzó a hacer la búsqueda activa de casos. La funcionaria informó que en el centro de salud se atiende a pacientes con patologías que pueden ser resueltas en primer nivel, es decir, un resfriado común, parasitosis, gastroenteritis, lesión. Aunque pueden llegar casos graves que son referidos al hospital.