Enduro Six Days espera a dos anteños

Ibarra. Los pilotos locales Michael Encalada y Denis Escobar dejaron de acelerar y solo cuentan los días para viajar a Chile y fijar su mirada en el Mundial de Enduro, que se desarrollará entre el 12 y 17 de noviembre. Ellos entrenaron por última vez junto a los cuencanos José Emilio Sánchez y Santiago Vintimilla en un campamento de tres días. Los entrenamientos se desarrollaron por los caminos de Imbabura.

Entrenamientos. La parte técnica con la motocicleta fue prácticamente lo que priorizaron los pilotos de Imbabura y de Azuay.

“Trabajamos en base a la competencia. En un circuito cada piloto salió con 20 segundos y el objetivo fue presionarnos como es en el Mundial.

Estaremos con los mejores del planeta y no tendremos 4 pilotos atrás sino entre 400 y 500” dijo Encalada.

Durante esos días aceleraron entre 5 y 6 horas diarias.

En la segunda jornada de entrenamiento la motocicleta de Michael Encalada, sufrió un desperfecto mecánico, lo obligó a estrenar la máquina que rodará en el Mundial de Enduro. El anteño probó la moto con un cilindraje de 300 centímetros cúbicos.

Apoyo y viaje. Ayer Encalada recibió un aporte económico del Municipio de Ibarra. Con esa ayuda y con la que pudo reunir de otras empresas dinero está listo para cubrir los gastos del viaje y la participación en el Mundial. Se conoció que su equipo de logística parte a Chile mañana. La tripulación conducirá una camioneta, que llevará a bordo la motocicleta de competencia, por un lapso de siete días. Encalada volará el domingo.

Santiago Vintimilla (i) y José Emilio Sánchez de Cuenca, permanecieron tres días en Imbabura para sellar el campamento.
Michael Encalada, José Emilio Sánchez, Denis Escobar y Santiago Vintimilla(d) se reunieron en Imbabura para cumplir con la práctica final, previo al Mundial de Enduro en Chile.
Michael Encalada está listo no solo físicamente sino mentalmente para afrontar su segundo mundial.
Los cuatro pilotos aceleraron a fondo en la pista La Dolorosa, localizada en Atuntaqui.