Encuentro pastoral castrense

mauro aguirreEl martes 11 de junio del presente se realizó en la ciudad de Quito, un importante encuentro de capellanes y feligreses castrenses, militares y policías.  Monseñor Miguel Aguilar, dijo que este encuentro era obra del Espíritu Santo quien guía permanentemente la iglesia Católica en la historia del mundo, llevando a la humanidad creyente a la verdad y santidad de vida en los distintos estados y géneros de vida, como los hijos de Dios llamados a la comunión y participación eclesial.

Bien se dice: la iglesia tiene como misión propia y específica, comunicar la vida de Jesucristo a todas las personas, anunciando la Palabra, administrando los sacramentos y practicando la caridad.  Los laicos cristianos, discípulos misioneros de Jesucristo tenemos la tarea de dar testimonio del amor a Dios y al prójimo con obras concretas. El tema central de reflexión de este encuentro fue los valores y virtudes en los hijos de Dios, el Padre José Luis Barbosa, vicerrector de la Universidad Técnica de Loja, realizó con una maestría pedagógica y teológica, la presentación de los contenidos a la decisión libre del hombre en el bien y trascendencia divina. Salió una radiografía del hombre y la sociedad en el mundo de hoy, el cual necesita una profunda evangelización, catequesis y promoción integral para enfrentar el materialismo, consumismo, hedonismo, agnosticismo, secularismo e indiferencia religiosa, que lleva a una pérdida de valores y nuevas esclavitudes en las adicciones. Entre los asistentes estuvieron participantes desde los señores generales del ejército y la policía, oficiales, voluntarios de los diferentes grados, servidores públicos del Ministerio de Defensa y familias de militares en servicio pasivo.  Muchos de ellos vienen participando en grupos eclesiales que les han dado un liderazgo misionero, que sin respetos humanos manifiestan su convicción de fe y con sus espacios de trabajo hacen un verdadero apostolado.  En las últimas décadas ha aumentado tanto la cantidad de laicos y su participación en la vida de la Iglesia que muchos afirman que estamos en la era de los laicos y que hoy es imposible pensar en la Iglesia y su labor en el mundo, sin ellos.  La iglesia castrense con el fortalecimiento de los propios laicos son un fuerte apoyo a la evangelización en este Año de la Fe. 

 

P. Mauro Aguirre T.
      Especial para diario EL norte