Encuentro nacional de sacerdotes

Mauro AguirreAlCon gran entusiasmo la comisión de la arquidiócesis de Portoviejo ha organizado el V Encuentro Nacional de Sacerdotes del 6 al 9 de agosto con el tema: La labor evangelizadora del sacerdote en la perspectiva de los 50 años del vaticano II y el año de la fe.El padre Manuel Cedeño y la comisión han preparado en la logística para acoger a uno 10 obispos y unos 400 sacerdotes de todo el país. De nuestra diócesis de Ibarra, también asistirán a un grupo de hermanos y participaran en el programa de formación permanente y de motivación con el lema: “solo sacerdote, siempre sacerdote, y en todo sacerdote”. Los principales temas a tratarse son: la celebración del año de la fe, la labor evangelizadora para la trasmisión de la fe, visión de los seglares del sacerdote en la  evangelización religiosa, la labor del presbítero en la evangelización de su comunidad, identidad y espiritualidad del sacerdote en la perspectiva del Vaticano II; además con un ambiente litúrgico de oración y fraternidad se vivirá estos días especiales. El Beato Juan Pablo II dice: la formación permanente de los sacerdotes, tanto diocesanos como religiosos es la continuación natural y absolutamente necesaria de aquel proceso de estructuración de la personalidad presbiteral iniciado y desarrollado en el Seminario. La formación del Presbítero en su dimensión espiritual es una exigencia de la vida nueva evangélica  a la que han sido llamados de manera específica por el Espíritu Santo infundido en el sacramento del Orden. San Carlos Borromeo decía: no olvides por eso cuidado de ti mismo, y no te entregues a los demás hasta el punto de que no quede nada tuyo para ti mismo y san pedro recomienda; que cada cual ponga al servicio de los demás  la gracia que ha recibido, como buenos administradores de las diversas gracias de Dios. El sacerdote que renueva su vida y saca fuerzas para su ministerio de la contemplación de la divina Palabra y del diálogo intenso con el Señor. El itinerario de la formación sacerdotal es también una escuela de comunión misionera. El sacerdote es ministro de la palabra evangelizadora, que invita a todos a la conversión y a la santidad. La iglesia confía en la fidelidad diaria de los presbíteros al ministerio pastoral; acompañemos con la oración para el éxito de este histórico encuentro sacerdotal.