En unidad educativa sienten temor por estar junto a la cárcel

Ibarra. El bloque dos de la Unidad Educativa 28 de Septiembre, ubicado al lado del centro de privación de libertad de personas adultas varones de Ibarra, acoge a mil estudiantes en tres jornadas.

Al estar cerca de este centro penitenciario, que se encuentra en las calles Juan de Salinas y Eusebio Borrero, genera incertidumbre entre los padre de familias, ya que algunos prefieren la reubicación del centro carcelario y otros, de la institución.

Sin embargo, el tema es analizado por las autoridades de Educación y la Gobernación.

Germán Haro, director distrital 10D01 de Educación, confirmó que sí existe una preocupación por parte de la comunidad educativa y padres de familia.

Desde el 13 de febrero de este año, cuando hubo un intento de fuga, las autoridades entablaron diálogos sobre el tema para coordinar acciones con el gobernador Galo Zamora.

“Buscamos alternativas de solución con este inconveniente”, señaló Haro.

Informó que solicitaron una audiencia con el Gobernador para continuar con el tema, ya que recientemente, el 5 de abril, una persona se fugó de la cárcel. Este encuentro entre autoridades del distrito, coordinación zonal de Educación y la Gobernación se prevé llevar a cabo el miércoles.

Alternativas. El director distrital indicó que buscarán la mejor estrategia que les permita dar solución a esta inquietud.

Haro agregó también que cuando hubo el intento de fuga en febrero los policías ingresaron al plantel educativo “y los niños se alarman al ver a los uniformados con armas de fuego. Ese tipo de situaciones hace que siempre pensemos en que debemos generar alguna alternativa”.

Marcela Ruiz es madre de familia, comentó que no siente temor al estar cerca de la cárcel, “en todas partes hay delincuencia”. Dijo que desde era niña han existido intentos de fuga y fugados de este centro.

“Los profesores y la educación de aquí es de calidad y por eso mismo hemos optado en dejarles a nuestros niños aquí en esta escuelita”, manifestó Marcela.

Además, agregó que en lo que sí tiene temor es que se reubique la institución.

Luz Coyago también es otra madre de familia que expresa su preocupación. Mencionó que ha escuchado comentarios que el sector es peligroso por las personas privadas de libertad. Contó que hace unas tres semanas firmó un documento para que la cárcel sea reubicada, sin embargo, Haro aseguró que para eso se debería invertir recursos económicos, algo que hace falta en el país.

Justo al lado del centro de privación de libertad de varones de Ibarra, se encuentra la Unidad Educativa que anteriormente se denominaba Alfredo Pérez Guerrero.
Una persona privada de libertad intentó fugarse de la cárcel el 13 de febrero de 2019. Guías y policías impidieron la fuga.