En Tumaco detienen a siete miembros del frente Oliver Sinisterra

fotoejercito
Bogotá (EFE).- Las autoridades colombianas detuvieron a siete integrantes de la disidencia de las FARC autodenominada Frente Oliver Sinisterra, que lidera Walter Patricio Arizala, alias Guacho, informaron este 30 de abril fuentes castrenses.

 

 

La operación la realizaron uniformados de la Policía, el Ejército y la Fiscalía en una zona rural del municipio de Tumaco, en el departamento de Nariño (fronterizo con Ecuador), detalló la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules del Ejército en su cuenta de Twitter.

Específicamente, la operación se desarrolló en el corregimiento (caserío) El Chontal de Tumaco y “se suma a los resultados obtenidos en el marco de la operación Anaconda, que busca asfixiar las redes de apoyo armado, financiero, de mando y control” del grupo que lidera Guacho.

Según detalló la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules, creado para combatir la actividad criminal en Nariño y conformado por al menos 9 000 hombres, los detenidos están acusados de extorsionar y secuestrar a pescadores en la zona de frontera, así como de controlar las rutas por donde se envía droga hacia Centroamérica.

El Frente Oliver Sinisterra está conformado, de acuerdo con las autoridades, por cerca de un centenar de disidentes de las FARC dedicados al narcotráfico y al mando de Guacho a quien se atribuye el secuestro y posterior asesinato de un equipo periodístico del diario quiteño El Comercio, el otro secuestro de una pareja ecuatoriana y de varios ataques a la infraestructura energética en Tumaco.

Esta captura ocurre en momentos en que el jefe del mencionado grupo disidente solicitaba, a través de un comunicado, un “corredor humanitario” en la frontera entre Colombia y Ecuador para devolver los cuerpos de los tres periodistas.

Sin embargo, fuentes oficiales del Ministerio del Interior ecuatoriano dijeron a EFE que siguen verificando la autenticidad del comunicado y que tampoco ha sido garantizada por las autoridades colombianas. Las autoridades de ambos países comenzaron hace semanas operativos en la zona para terminar con el grupo disidente quien también le atribuyen los atentados en Esmeraldas.