En Tulcán existe un espacio para superar adicciones

Tulcán. El Servicio Ambulatorio Intensivo (SAI) de Tulcán mantendrá la atención a sus usuarios. Así lo confirmó Wellington Montenegro, director distrital de Salud Huaca – Tulcán.

Tras la marcha que se realizó la semana pasada, el funcionario aseguró que todo quedó superado y que el trabajo para este año se fortalecerá.

Polémica. Sobre la salida de Juan Carlos Pilacuán, quien estaba al frente de la institución, Montenegro aseguró que fue una renuncia voluntaria.

“Vamos a repotenciar la atención con la implementación de un profesional disponible del Ministerio de Salud, dos psicólogos, un enfermero permanente y una psiquiatra que pertenece al hospital de la localidad que estará en el lugar”, concluyó.

Acciones. El tratamiento del SAI es intensivo mediante terapia ocupacional, familiar, grupal individual, arte terapia. Esta atención de primer nivel, también puede derivar casos a establecimientos de segundo y tercer nivel del Ministerio de Salud Pública, dependiendo la realidad de los pacientes.

“Se hizo el acercamiento con los usuarios explicándoles la situación que nosotros como Ministerio debemos continuar con los procesos y se les aseguró que la calidad de servicio debería continuar”, aseveró.

A nivel distrital solo existe un SAI que está a disposición de toda la provincia, ya existen pacientes que superaron su adicción y ahora ayudan a motivar al resto de los compañeros para que superen esta terrible etapa.

Trabajo. El tratamiento puede seguir a las unidades de salud mental hospitalarias y centros especializados, que tiene como objetivo iniciar el proceso de desintoxicación cuando el caso amerita, en pro de la reinserción social de personas en tratamiento.

Con apenas 17 años, David (nombre protegido) es parte de un grupo de pacientes que busca superar la adicción a sustancias estupefacientes. A su edad, es uno de los cientos de adolescentes que han consumido drogas desde temprana edad.

Cifras. El consumo afecta al 12,65% de la población joven. Ese porcentaje de chicos encuestados consumió en el 2016 una o varias sustancias como marihuana, heroína e inhalantes, según la Encuesta Nacional sobre Uso y Consumo de Drogas en estudiantes de noveno de Educación General Básica, primero y tercero de bachillerato.

En Ecuador, la meta es reducir la prevalencia a 11,65%, hasta el 2021. El Gobierno ecuatoriano ha trabajado sobre dos ejes: reducción de la demanda, prevención del consumo y atención integral al consumidor y disminución de oferta.

En este momento el SAI se encuentra en el proceso de captación en las universidades, escuelas y demás instituciones, pero por el momento se presta el servicio de atención primaria con los respectivos psicólogos.

Hechos. En el SAI las personas identificadas como pacientes son 18, mientras que el grupo total con personas rehabilitadas que ejercían su función como promotores son 54 personas.

Proceso. En el SAI, el médico o profesional de salud que atienda al paciente será el encargado directo realizar la referencia al segundo nivel de atención.

En este nivel será el eje fundamental donde se desarrollará la evaluación diagnóstica, la desintoxicación y deshabituación del paciente además de diseñar y planificar el plan terapéutico individualizado para conseguir la incorporación social, manejado siempre de manera interdisciplinaria.

En esta fase se decidirá la derivación temporal a centros de mayor especialidad según las características y necesidades del paciente al igual que se mantendrá una estrecha coordinación con el primer nivel de atención para favorecer los objetivos de normalización e integración social.