En Rey Loma recuperan espacio que se usaba como guarida

Otavalo. La tranquilidad volvió a los habitantes del barrio rey Loma en el oriente de la ciudad. La semana pasada, en un operativo realizado por la comisaría y Policía Nacional se recuperó un espacio público que servía como guarida de personas de dudosa procedencia.

Seguridad. Esta acción forma parte de los operativos que se realizan en toda la provincial a través de la Gobernación de Imbabura e Intendencia de Policía. Sabrina Martínez, comisaria nacional del cantón, aseguró que, con este, son tres espacios públicos que se recuperan en los últimos meses de este año.

“En el interior de una construcción abandonada se encontraron colchones y cobijas. Al parecer son las mismas personas que ocupaban la parte inferior del puente de la avenida 31 de Octubre, las que habitaban en esta vivienda”, dijo Martínez.

La comisaria aseguró que se dio el informe a las dependencias municipales pertinentes y se tomen las acciones necesarias donde prime la seguridad de la ciudadanía. Martínez mencionó que por el lugar donde se encuentra la vivienda abandonada se tiene previsto abrir una nueva calle, según un plano que presentaron los habitantes del sector.

Otros resultados. En otro aspecto, la comisaría clausuró una fiesta clandestina que se desarrollaba en la ciudadela Jacinto Colla-huazo primera etapa, en donde se localizaron a menores de edad ingiriendo bebidas alcohólicas. En este operativo se coordinó con personal de la Dinapen, quienes se encargaron de realizar la entrega, previo la firma de un acta, a los representantes de los menores rescatados.

Detención. En una licorería ubicada en la ciudadela 31 de Octubre, se detuvo a un empleado público por faltar el respeto a la autoridad. “En la audiencia de juzgamiento realizada el domingo se determinó que el funcionario público deberá cumplir 120 horas de trabajo comunitario”, explicó la comisaria nacional.