“En política aún no maduramos”

altPróximo a cumplir siete años  como presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Benjamín  Carrión, Marco Antonio Rodríguez, recibió un homenaje del núcleo del Carchi de la casa de la Cultura. Al homenaje se unieron la Sociedad del Carácter y la casa de Montalvo de la vecina república de Colombia. Luego del Homenaje, Rodríguez habló con Diario EL NORTE, para contarnos parte de su alegría y hablar de temas  vinculados con la cultura y la política.

¿Qué significado tiene este reconocimiento que le hace la Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo del Carchi?
Es un acontecimiento entrañable dentro de los siete años que llevo como presidente de la Casa de la Cultura y mucho más cuando me lo hace una provincia como Carchi, que lleva un sitio de preferencia en el mundo de mis afectos.


¿Por qué esa preferencia por esta provincia?
Porque en esta hidalga provincia tengo amigos como Luis Enrique Fierro, uno de los ecuatorianos más connotados y porque  los ciudadanos de este sector de la patria, no sólo en la historia sino ahora, acaban de dar una lección de pensamiento y de libertad en lo que se refiere a la última consulta popular y no permitieron que los políticos sigan escribiendo la mala historia del Ecuador.

¿A qué se refiere cuando dice que los políticos escriben la mala historia del Ecuador?
A que los políticos de turno satanizan las cosas hechas por los políticos de antaño, porque no tienen una madurez política. No hay una visión de unidad en Ecuador ni en América, porque no se dan cuenta que provenimos de una misma matriz y que por nuestras venas corre una misma sangre, que somos hermanos, que tenemos una misma historia, los mismo usos, costumbres, tradiciones y leyendas. Mientras los políticos, no todos, no cambien su forma de pensar dijo yo, seguirán escribiendo la mala historia de los pueblos, en cambio la cultura de los pueblos siempre o casi siempre escribe la Buena historia.

¿Qué hay que hacer para cambiar esa realidad?
Madurar a través de la cultura en todos los aspectos, porque los hombres y las mujeres de cultura somos anchos de espíritu y dispuesto a toda transformación, fíjese usted que mediante la cultura se consiguieron a lo largo de la historia grandes acuerdos que conllevaron  a los mejores vínculos de unidad y por eso la cultura debe ser libre para que todo el mundo pueda acceder a ella.

¿En el Ecuador hay libertad para realizar manifestaciones culturales?
Sí, porque si estuviera subordinada no funcionaría. Esperemos que jamás la cultura esté partidizada porque de esa manera no funcionaría.
 
¿El estado apoya para la cultura?

Entiendo que es su obligación y ojalá eso nunca cambie. La casa de la Cultura Ecuatoriana sigue con el mismo presupuesto y nosotros seguimos cumpliendo con nuestras obligaciones.

Retomando el tema del reconocimiento ¿De Colombia también llegaron al homenaje?
Francamente yo no me esperé jamás, pero estuvieron más de setenta personas vinculadas con la cultura de Colombia, quienes llegaron a este homenaje inmerecido que lo recibo no a título personal sino a nombre del país. Esto es bueno para la Casa de la Cultura y los ecuatorianos. El reconocimiento de los hermanos colombianos nos abruma y nos llena de alegría porque con ello estamos dando un paso para llegar a la meta que es ver una América unida desde Argentina hasta México.

Marco Antonio Rodríguez H.

Presidente de la Casa  de la Cultura Ecuatoriana

SU TRABAJO
Está vinculado a las letras desde 1962. La cultura es su bandera de lucha, la unidad es su meta.

Nació en Quito en 1941, es narrador, ensayista, crítico de arte y catedrático universitario. Hace siete años preside la Casa de la Cultura Ecuatoriana y es Miembro Correspondiente de la Academia Ecuatoriana de la Lengua. El homenaje que se le realizó en Tulcán es por su trayectoria en el mundo de la literatura y todo su aporte al desarrollo cultural del país. El reconocimiento se cumplió el pasado viernes en el teatro Félix Freire del Castillo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, núcleo del Carchi.

Marco Antonio Rodríguez y su obra literaria

Marco Antonio Rodríguez, presidente actual de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Benjamín Carrión, es narrador y ensayista quiteño. Entre sus obras publicadas y que tuvieron éxito en Ecuador y el extranjero está; Cuentos del rincón, publicado en 1972 y que lo impulsó al mundo de las letras. Luego llegaron títulos como, Historia de un intruso, Un delfín y la luna, Jaula, esta obra recibió el premio Joaquín Gallegos Lara en 1991. Sus obras Historia de un intruso, Un delfín y la luna y Jaula fueron traducidos a varios idiomas y considerados por la crítica como nuevos clásicos de la literatura ecuatoriana y latinoamericana. Luego llegaron obras como Antología y Cuentos breves. Una de sus últimas obras es ‘Poetas nuestros de cada vida’ es una celebración al poeta y a su creación que Marco Antonio Rodríguez, propone a sus lectores. En ensayo la obra más representativa es ‘Palabra e imagen’.

También dijo:

La humildad es de los santos, la soberbía de los demagogos y la modestia es el valor que los hombres debemos practicarlo.
El homenaje que hoy inmerecidamente recibo no lo recibo a título personal sino a nombre de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.
La cultura  tiene que ser libre para que fluya en todas sus manifestaciones. Sin libertad no habría cultura en ningún rincón del país y del mundo.
Juan Montalvo fue la encarnación de la libertad en Ecuador y América.

"La peor muerte que pueden tener los hombres y los seres humanos, es arrodillarse ante los poderosos y el poder".