En Pijal no se pudo ejecutar proyecto de pozo de agua

Otavalo.- El proyecto de explotación de agua para riego y consumo humano en la comunidad de Pijal, fue infructuoso. A pesar de ello, los moradores tienen otra alternativa para suplir la necesidad existente.

“Aunque no se logró lo que pensábamos, estamos agradecidos con la Prefectura de Imbabura y Pichincha que escucharon nuestros pedidos”, dijo Viviana Caluquí, lideresa kichwa que vive en el sector.

Expectativas. De acuerdo al estudio que se realizó a mediados de 2017 había la posibilidad de tener agua en el sector. Según las proyecciones se iba a obtener agua para regar alrededor de 250 hectáreas dedicadas a la agricultura. Por ello se realizó la perforación de un pozo en el sector Atahualpa, con una profundidad aproximada de 100 metros.

Reacciones. “La Pacha Mama no se rige a estudios. Todo estaba listo, más fue lo que intentamos y finalmente salimos con un resultado negativo”, explicó Caluquí.

Pero la ilusión no para ahí. Los directivos de la comunidad empezaron a realizar los trámites para la construcción de dos reservorios de agua, que ayudarán a suplir las necesidades existentes.

Pijal es una de las comunidades más prosperas de la parroquia de González Suárez al sur de Otavalo.