En Otavalo se comparte vivencia adquirida en Japón

Otavalo. Docentes del cantón y exbecarios de la A-gencia de Cooperación Internacional del Japón, JI-CA, fueron parte de un taller donde los exponentes socializaron sobre la experiencia adquirida en ese país asiático.

Durante este encuentro que se llevó a cabo ayer, se trataron temas sobre la educación inclusiva y cómo aplicarla en las instituciones.

Rocío Almeida, docente de la Unidad Educativa Sarance, comentó que la educación inclusiva es difícil, pero considera que es importante continuar con un proceso de capacitación.

Expresión. Mery Alarcón es de Quito y compartió su experiencia como exbecaria. Es ingeniera electrónica, hizo un curso técnico de telecomunicaciones de ingeniería básica de redes.

Manifestó que adicionalmente la experiencia no es solamente del intercambio de conocimientos sino de la cultura.

Mery viajó a Japón para ser becaria en el año 2000, durante su estadía allá, señaló que ya estaban palpando la tercera dimensión en telefonía móvil. Además, observó edificios inteligentes que recién están implementándose en nuestro país.

Incluso la organización de la ciudad, donde encontró trenes de alta velocidad que no tenían conductor. “La experiencia en Japón es maravillosa”, dijo Mery, quien permaneció en ese país durante seis semanas.

Coordinación. Takeo Ishikawa, representante residente de JICA, explicó que el programa de becas es una de las modalidades principales de la Cooperación Japonesa, que inició en 1960 y hasta la fecha más de 2 000 personas han sido parte de las diferentes capacitaciones. La Cooperación brinda capacitaciones en temas como desarrollo local industrial, agricultura, educación inclusiva, entre otros.