En Otavalo les preocupa daños a bienes públicos

Otavalo. Más de dos mil dólares suman los daños que han dejado los robos de suscitados en las instalaciones públicas que forman parte de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Otavalo, Emapao, en los meses de octubre y noviembre, así lo dio a conocer su titular, Marcelo Mosquera.

Daños. A finales de octubre se registró un robo en las instalaciones de la planta de tratamiento de Araque. De este sitio se llevaron el transformador de energía eléctrica y cables de conexión lo que dejó las instalaciones sin funcionamiento provocando que la plana deje de trabajar y las aguas residuales fueron a parar sin el debido tratamiento al lago San Pablo por varios días, provocando daños ambientales.

En este mes, las instalaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales ubicadas en Pivarinsi, parroquia Eugenio espejo también fueron objeto de robo. De aquí se llevaron también cables de conexión eléctrica.

El pasado fin de semana, en el barrio La Joya, un hidrante también objeto de vandalismo. Esto provocó que el desperdicio del líquido vital por varias horas perjudicando con este servicio a un sector de la población.

Acciones. Mosquera aseguró que desde la empresa se está promoviendo una campaña para crear conciencia en la población con la que se busca frenar este tipo de vandalismo en las instalaciones públicas.

“Los daños que se provocan cuando se cometen estos hechos recaen en toda la población y no solo en la empresa”, señaló Mosquera.

Según información del departamento de Comunicación de la Empresa Pública de Agua Potable, la campaña está en desarrollo en el cantón Otavalo.