En Otavalo la devoción tiene 208 años

angustiasOTAVALO. Cientos de personas participaron en la caminata de peregrinación en honor al Señor de las Angustias, Patrono del cantón, que dio inicio, aproximadamente, a las 8:00 de la mañana en el cantón Antonio Ante, sector Santa Isabel, y finalizó en el templo de San Luis, en el centro de la ciudad de Otavalo.

Inicio de devoción. Omar Flores, miembro del Consejo Pastoral de la Iglesia, asegura que la devoción a la imagen inicia en el año 1734. ‘Existe un dato publicado por Víctor Alejandro Jaramillo que da esa fecha como inicio de la devoción al Señor de las Angustias’, dice Flores.

Fiesta religiosa. Otavalo se encuentra celebrando la fiesta de su Patrono. Mañana concluyen estas celebraciones con una misa a las 6h00, se realizarán las celebraciones religiosas que normalmente están programadas pero el punto cumbre de la Fiestas de la Cruz, se realizará a las 17h00, con la procesión urbana con lo que se cierra la celebración.

última procesión. El recorrido de la procesión dará inicio en el santuario de San Luis, caminarán por la calle Sucre hacia el sur de la ciudad, hasta llegar a la calle Estévez Mora, regresarán por la calle Bolívar hasta la calle Colón. De ahí se dirigirán al mercado 24 de Mayo y finalizarán en el punto de partida de la procesión, donde se realizará la misa de acción de gracias por los favores recibidos en este año.

Participantes. La caminata atrajo a familias enteras de todo el cantón. Ester Terán participa en la misma desde hace 5 años, pero su devoción la lleva desde que tiene uso de razón. A sus 65 años, caminó más de 4 horas, bajo un radiante sol que no apagó su energía. Cantando y orando llegó al templo de San Luis para dejar a la imagen que la ha acompañado durante toda su vida.

Creyente. “Las fiestas anteriormente eran más populares. Se notaba que había más devoción. Cada 3 de mayo se quemaban juegos pirotécnicos (castillos), había vacas locas y la gente salía a brindar sus oraciones a nuestro patrono’, recuerda Terán. Ella asegura que antiguamente, la gente de sectores alejados de la ciudad llegaba a esta fiesta demostrando su devoción.

Trabajo. Ante esto, Flores manifiesta que los sacerdotes tienen que trabajar más en el fortalecimiento de la fe hacia la imagen en las parroquias de Otavalo. Una vez concluida la caminata, en el Templo de San Luis, se realizó una ceremonia religiosa en agradecimiento a los caminantes, quienes llenaron la iglesia y se agolparon ante la imagen para tocarla y pedirle bendiciones para ellos y su familia.