“En nuestra relación siempre había maltratos y golpes”

Tulcán. “Les digo a todas las mujeres que sufren algún tipo de maltrato que no se queden calladas, que no tengan miedo”.

Las palabras las dice Belén MM una mujer de 29 años, que busca resurgir de las cenizas como la mítica Ave Fénix.

Fuerza. Su testimonio lo dice desde la cama 19 del área de cirugía del hospital Luis Gabriel Dávila de Tulcán.

Su cuadro clínico es complicado, pero eso no la amilana. Sabe que su recuperación será lenta pero satisfactoria. Britany Anahí, Arianna Valentina y Josslyn Anabel, sus tres hijas, son el motor que la impulsan para recuperarse y salir adelante. Belén sin buscarlo e imaginarlo, se ha convertido en un emblema contra la violencia intrafamiliar.

Situación. En cuestión de horas, su caso le ha dado la vuelta al país. Por eso ella saca fuerza y asegura que deben “tomar conciencia y denunciar. Muchas veces decimos que por nuestros hijos; por eso nos quedamos calladas y aguantamos todo. Las cosas no son así, es mejor denunciar a tiempo”, lo dice con firmeza, a pesar de su estado de salud.

Su testimonio es vida. Desde hace 14 años, entabló una relación con Byron RM, el hombre al que le juró amor eterno. Pero ese sujeto en los últimos días se convirtió en su peor enemigo. La noche del 19 de agosto pasado casi la asesina.

La golpeó hasta cansarse, a tal punto que pensó que estaba muerta.

Lastimosamente no era un caso aislado. Esa violencia siempre estuvo desde el inicio de la relación.

Comentarios que afectaban a su autoestima, empujones, golpes, disculpas y reconciliaciones se hicieron cotidianos.

Triste recuerdos. “Siempre hubo golpes y maltrato. Yo estoy separada desde hace seis meses, le seguí el juicio de divorcio pero él, siempre me andaba vigilando”, relata la mujer de 29 años.

Aunque dice que nunca denunció por temor, a que él fuera destituido de la Policía Nacional, con el pasar del tiempo se cansó y ya no aguantó más.

Lastimosamente el caso de Belén no es el único en la provincia, menos en la región, ni que decir a escala nacional.

Nefasta estadística. En el Ecuador cada 3 días se reporta un nuevo caso de femicidio. Así lo señalan los registros de Comisión Ecuménica de los Derechos Humanos, Cedhu. Aún hasta el momento no hay un registro de agresores y víctimas, como establece la Ley de Prevención y Erradicación de la Violencia contra la Mujer.

Realidad. Las cifras de las Cedhu concuerdan con los resultados de la Primera Encuesta de Violencia de Género realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos, INEC.

El 60,6% de las mujeres en Ecuador ha vivido algún tipo de violencia. La violencia contra la mujer no tiene mayores diferencias entre zonas urbanas y rurales: en la zona urbana el porcentaje es de 61,4% y en la rural 58,7%.

Según este estudio, el 52,5% de las mujeres (a pesar de ser sujeto de violencia) no se separa porque consideran que “las parejas deben superar las dificultades y mantenerse unidas”.