“En mi país no hemos conocido la xenofobia”, dice periodista venezolano

Quito. José David Rondón es el prototipo de la buena gente venezolana. Es un profesional periodista que dadas las grandes dificultades por la que atraviesa su país, tuvo que salir rumbo a Quito con su esposa y sus dos pequeños hijos.

Cómo te sientes en Ecuador? Muy bien aunque no ha sido fácil. He tenido que hacer de todo durante los nueve meses que estoy acá para mantener a mi familia.

¿Lo sucedido en Ibarra te duele? Me siento conmocionado. Mis compatriotas se sienten conmovidos, golpeados con esa situación ocurrida en Ibarra.

¿Es un hecho aislado? Hay gente que no representa a los venezolanos, a la clase trabajadora y tampoco a la gente que impulsa y contribuye con este país.

¿La migración es un problema? Dentro de ese proceso migratorio, un mínimo porcentaje, lo reconozco, cometen hechos irre-

gulares, pero no es el sentimiento venezolano.

¿Qué hacen los buenos? Nosotros apostamos al desarrollo de un país, apostamos a entregar nuestro conocimiento y nuestra mano de obra porque sabemos que nosotros también podemos ayudar a fortalecer la economía.

¿Qué sentimiento tienes ahora? Nuestra posición siempre ha sido positiva y de agradecimiento muy grande con Ecuador por abrirnos las puertas. En Venezuela no conocemos la xenofobia

¿Llegaste con ilusión? Para nadie es desconocido lo que sucede en mi país y tuvimos que cortar nuestra dinámica, dejar todo lo que habíamos construido para salir improvisadamente. Hoy estamos en Ecuador con esa misma visión de construir y entregar lo que nosotros hemos aprendido.

¿Qué te une con Ecuador? Una relación sentimental. Mi hermana es odontóloga, vive tres años acá. Hizo actividad social, sobre todo haciendo un año de rural en San Lorenzo-Esmeral-das.