En medio de honores, Otto Sonnenholzner se retiro del Salón Plenario Nela Martínez en compañía de su esposa Claudia Salem Barakat. El ahora funcionario público asumió la Vicepresidencia mientras el jefe de Estado se encuentra en China en una visita oficial.

Quito. El flamante vicepresidente de la República, Otto Sonnenholzner, llamó a la unidad de las bancadas políticas una vez que el pleno de la Asamblea Nacional tomó el juramento de rigor y lo posesionó como Vicepresidente de la República, en cumplimiento de la Constitución. Esto durante la sesión 559, de este martes 11 de diciembre.

“He tenido la oportunidad de trabajar en diferentes sectores, lo que me ha permitido conocer diversas realidades y los problemas que enfrentamos los ecuatorianos”, dijo el Segundo Mandatario. Además pidió que lo llamen por su nombre, por la dificultad de pronunciar su apellido.

El Vicepresidente dijo que como periodista tuvo la oportunidad de entrevistar a muchos de los políticos presentes en Palacio Legislativo, y tambie´n al actual Presidente

“Ha llegado un momento de poner mi vida en pausa, la misma que retornare cuando deje de ser Vicepresidente”. Estas palabras las expresó al referirse a su familia a la cual agradeció por su respaldo.

“Tenemos que volver a creer, tenemos que volver a confiar porque les garantizo que, sí así lo hacemos, vamos a salir adelante”, añadió al expresar su esperanza de que el consenso demostrado para su designación “sea la señal de un camino que podamos transitar juntos, en unidad de objetivos y en beneficio de todos”.

“Sueño, al igual que todos los ecuatorianos en mejores días para nuestros hijos. Me comprometo a darlo todo para acercarnos juntos a ese sueño”, subrayó quien ya es el tercer vicepresidente de Moreno, que terminará su mandato en mayo de 2021.

Finalmente destacó que es momento clave para la democracia y la recuperación de la confianza en las instituciones democráticas y así vamos a seguir adelante.