En la UTN apuestan por la innovación

Ibarra. Un grupo de tres tesistas de la carrera de Me-catrónica de la Universidad Técnica del Norte, junto a cinco docentes, se encuentran inmersos en un proyecto que tiene que ver con los procesos de manufactura y que sirven para hacer piezas con una máquina de pultrusión.

Trabajo conjunto. Andrés García, Magaly Chimarro y Gissela Chávez, son los e-gresados de esta carrera y quienes junto a los docentes Cristian Vásquez, Cos-me Mejía, Fernando Va-lencia, Víctor Erazo y Víc-tor Cárdenas, están desa-

rrollando esta idea.

Con el proceso se logra sacar piezas de gran tamaño y sección transversal constante, como son tubos, postes de luz, tablas, vigas y muchos otros. “Pero este proceso no solo aporta a la construcción civil sino a las máquinas porque con este proceso podemos hacer e-lementos de máquinas”, dice Víctor Cárdenas, quien es el director de este proyecto universitario.

Máquina. La máquina que crearon los jóvenes es bastante grande y mide unos 10 metros. Tiene proceso de desenrollado de los hilos de fibra, una bandeja en donde está la resina, luego pasa al sistema que es el dado en donde se va a calentar la resina y posteriormente se da la forma. En el área de curado se enfría y con diferentes aditivos co-mo el cobalto va tomando mayor resistencia.

Finalmente se recorta según las medidas que se requiera y está listo.

“Es un proyecto grande y es por eso que trabajamos tres personas para abarcar las tres etapas de la máquina”, explicó Magaly Chima-rro.

Alternativas al acero. La máquina es destinada por el momento para uso científico académico y se hacen pruebas de comprensión, tensión, resistencia térmica, conductividad acústica y a partir de ahí también se analizan otras características. “La máquina debe constar de todos los procesos para producir el perfil”, dice Andrés García.

Por su parte, el docente Cristian Vásquez, dice que se pretende caracterizar diferentes fibras y resinas para ofrecer materiales alternativos al acero o la madera. Fibra de carbono o vidrio son algunas de ellas y que permiten generar perfiles altamente resistentes, además de que puede personalizarse para mayor resistencia.

Más allá. Esta máquina es la primera en Imbabura y la segunda que se realiza a nivel nacional. La primera se realizó en la Escuela Po-litécnica, sin embargo, solo se conoce que la usaron para realizar tubos y no se tiene más información al respecto.

Gissela Chávez dice que posteriormente buscarán a los empresarios de la localidad para mostrarles lo nuevo del perfil y los resultados del proceso.