En la Plaza de Ponchos hay gran cantidad de productos foráneos

Otavalo. Sacos de alpaca de Perú, blusas bordadas provenientes de México y Guatemala, fajas bolivianas y adornos de mesa chinos, son entre otros los productos que se pueden encontrar en la Plaza de Ponchos, lugar que en sus inicios fue la vitrina donde los artesanos indígenas del cantón expendían sus trabajos que fueron conocidos a nivel mundial.

Preocupación. “El tema artesanal es preocupante. En este momento hay una pérdida de identidad en nuestras artesanías”, así lo aseguró el presidente de la Unión de Artesanos Indígenas del Mercado Centenario, (Unaimco), Humberto Lema.

Para el dirigente “hay una invasión de productos de otras latitudes que han provocado que el diseño iconográfico del arte textil del Kichwa Otavalo se esté perdiendo”.

Lema explicó que la caída de la producción artesanal inició “cuando se empezó a perder el sentido de indentidad en las artesanías. Comenzamos a copiar diseños de otros países sin percatarnos de la riqueza que tenemos”.

Turismo. Para quienes están relacionados con el turismo la pérdida de identidad en la producción artesanal ha provocado que el turista no se vea atraído y llegue en menor cantidad a la Plaza de Ponchos, considerada una feria artesanal al aire libre de mayor tamaño en América.

Jorge Montesdeoca, propietario de una operadora turística, explicó que la plaza está saturada con productos que no son autóctonos.

“El mercado se ha venido denigrando y esto es nefasto para el turismo. Si no exponemos nuestro trabajo y productos la identidad se pierde”, señaló Montesdeo-ca.

Puntos de vista. “En Otavalo hay más boutiques de ropa de marca que almacenes de artesanías”, así describió Olga Meléndez, visitante Hondureña que estuvo de paso por la ciudad.

Según Montesdeoca actualmente las visitas de los turistas duran solamente horas. En el auge turístico de la ciudad el turismo permanezca mínimo dos días, asegura el operador turístico.

En la plaza de Ponchos la producción artesanal y textil local se puede observar todos los miércoles.

Ese día los productores expenden sus mercancía en la explanada adjunta a la plaza ubicada en la calle Salinas.

“La mayor parte de personas que laboran diariamente en la plaza son comerciantes. Existe un mínimo porcentaje de artesanos que venden en este lugar”, señaló Edgar Montalvo, sociólogo quiteño que visita constantemente este lugar.

Camisetas de equipos deportivos se ofrecen a turistas que vienen a conocer la producción artesanal del pueblo Kichwa en la mundialmente conocida Plaza de Ponchos.
Blusas de países como México, Guatemala y China son productos que se pueden encontrar en este centro de expendio artesanal.