En la Plaza de Los Ponchos siguen en la espera de que las ventas mejoren

Otavalo. A pesar de que las actividades por carnaval se concentraron en el centro del cantón, específicamente en la Plaza de Los Ponchos, esto no fue suficiente para dinamizar la economía, ya que según los artesanos del lugar las ventas estuvieron bajas.

Algo que según ellos influyó también, fueron las lluvias del fin de semana.

Aunque ayer Otavalo registró un buen clima en la mañana, sí hubo movimiento turístico en este espacio, considerado uno de los lugares que más visitantes atrae.

Actividades. El denominado Pawkar Raymi Underground, el Kichwa Moda y Asiri Fest, fueron los eventos organizados el domingo en la Plaza de Los Ponchos y que contaban además, con auspicio de la mu-

nicipalidad.

Presentaciones artísticas, pasarela y gastronomía hubo el fin de semana en Otavalo.

Sin embargo, antes del feriado una de las molestias de los comerciantes del mercado 24 de Mayo, es que no se organizó ningún evento en este sitio.

Por su parte, el director de Desarrollo Económico Local del Municipio, Marcelo Lema, aseguró en una rueda de prensa que decidieron hacer las actividades en la Plaza de Los Ponchos porque aquí, es donde se concentra el comercio de la ciudad.

Además, agregó que con el objetivo de dinamizar los recursos financieros del municipio, “tenemos que centralizar las actividades artísticas en un solo punto y no podemos dividirlas en distintos lugares”.

Preocupación. Para Ma-nuel Duque, una de las problemáticas que no atrae al turismo por la falta de organización, es la disputa que existe entre los representantes de las asociaciones de la Plaza de Los Pon-chos, ya que entre ellos no hay una adecuada comunicación y eso también afectaría al comercio.

Lleva aproximadamente 12 años en este mercado centenario, su puesto lo abre los domingos, miércoles y viernes, pero todo el fin de semana de feriado decidió quedarse aquí, esperanzado en que iba a vender lo suficiente.

Duque considera también que desde 2019 hasta ahora, sigue siendo uno de los peores años, “no hemos tenido la presencia de turismo internacional ni nacional. Seguramente decidieron irse a otros lugares de la Costa”, agregó.

Optimismo. Luis Farinango también es parte de la Plaza y vende sus productos artesanales desde hace más de 20 años. Para él, el feriado fue regular, ya que sí vendió algo pero no lo que esperaba.

“Luchando luchando se consiguió vender algo”, señaló. Además, contó que a veces no logran conseguir las expectativas, pero que cada uno debe conformarse con lo que ha vendido.