En la cascada de Peguche comunidades se enfrentan por manejo económico

gualsaquiOtavalo.- El ingreso económico generado por las donaciones que dejan los turistas que visitan la cascada de Peguche, es para el presidente de la comunidad Fakcha Llakta, parcialidad que administra estos recursos, el motivo que les ha llevado a tener enfrentamientos con sus vecinos de las comunidades Yakupata y Pucará.

Antecedentes. En una entrevista realizada en EL NORTE TV, Gualsaquí explicó que el problema entre las comunidades se genera a partir del cierre de un sendero que, según él no afecta a nadie y aporta a la seguridad de los visitantes. “En este chaquiñan acostumbraban a ingerir bebidas alcohólicas, consumir drogas y como una vía de escape para quienes cometían actos delictivos”, de esta manera, el presidente de Fakcha Llakta justificó el cierre del camino pero esta acción provocó que las familias que tienen sus negocios al otro lado del río Jatun Yaku, reclamen y pidan la apertura del sendero que para ellos es un camino ancestral.

Manejo económico. Según Gualsaquí, el dinero que se reciben de las donaciones se usa en el mantenimiento de los senderos y el pago de los guardabosques. En la entrevista, el presidente de la comunidad aseguro que al mes recogen aproximadamente entre 1 200 a 2 000 dólares de donaciones, sin contar con los aportes por el pago de estacionamientos.

Gualsaquí explicó que Chiri Lema, representante del centro cultural Amahuañuy, ubicado al otro lado del río, sector que pertenece a la comunidad Pucará pero que está dentro del bosque protector de la cascada de Peguche, está interesado en que los dineros de las donaciones “deben ser divididos entre las comunidades que forman parte del bosque protector”. El presidente de Fakcha Llakta aseguró también que en el lado de Pucará se han realizado trabajos que afectan al ambiente.

Respuesta de Pucará Alto

lema

El vicepresidente de la comunidad Pucará Alto y representante del centro cultural Amahuañuy, Chiri Lema, asegura que los problemas entre las comunidades en la cascada de Peguche finalizarán cuando el municipio asuma la administración del bosque protector que hasta el momento está en manos de la comunidad Fakcha Llakta.

Comunidades. Para Lema el dinero que se recauda producto de las donaciones de los visitantes que ingresan a la cascada de Peguche debe ser distribuido entre las comunidades que forman parte del bosque protector. “Hay 3 comunidades dentro de la cascada de Peguche, Pucará, Yakupata y Fakcha Llakta y esta última es la única que se ha estado beneficiando. Las donaciones antes eran obligatorias y cada persona dona mínimo un dólar. es bueno este aporte pero lo negativo es la mala administración de estos dineros”, dijo Lema.

Cuidado ambiental. El presidente de Fakcha Llakta, Cristian Gualsaquí aseguró que en la jurisdicción de Pucará que está dentro del bosque protector se han hecho trabajos que afectan al ambiente mientras que las 90 familias de Fakcha Llakta han realizado trabajos de reforestación, cuidado de las 7 vertientes de agua y la fauna que existe en el lugar pero Chiri Lema contradijo esta afirmación porque según él, quienes han sembrado árboles y realizado mantenimiento al río Jatun Yaku han sido los habitantes de Pucará y Yakupata.

“Aceptamos que haya un plan de manejo pero que sea equitativo para las tres comunidades. Para mi calcular el dinero que ingresa no es lo que afirma el presidente de Fakcha Llakta, los ingresos superan la cantidad que él mencionó”, finalizó.