‘En Íntag, la situación educativa es un caos’

10Con la misma firmeza con la que le conocí hace algunos años, Polibio Pérez, conocido dirigente antiminero de la zona de Intag, se acercó a diario EL NORTE, ahora como dirigente y padre de familia de tres hijos de la Unidad Educativa “Gabriel García Moreno” de la parroquia que lleva este nombre, para denunciar que se vulnera el derecho a la educación de 568 estudiantes que ahí se educan.

¿Todavía no hay calma en la unidad educativa García Moreno?
El 2 de mayo asumimos la decisión de tomarnos la unidad educativa en razón de que desde hace dos años atrás veníamos con un faltante de maestros, concretamente de 8 docentes. Papeles van, papeles vienen y no hay solución.

El director distrital de Educación, Rumiñahui Anrango dijo que él solucionó ese problema…
Rumiñahui Anrango pensaba que éramos dos o tres personas que estábamos por un tinte político, pero no son así las cosas, somos 186 padres de familia que estamos exigiendo un derecho de nuestros hijos. El señor Anrango se comprometió para el lunes 9 de mayo llegar con los 8 docentes, pero llegaron siete maestros que estaban laborando hasta este miércoles 18 de mayo.

¿Qué les sorprende?
La sorpresa es que por disposición del Distrito se suspendieron las clases hasta el próximo lunes 23 de mayo y los maestros nos convocan a un grupo de padres de familia y nos indican que lamentablemente, sino firman un contrato de trabajo en estos días, ellos no volverán el lunes.

¿Ustedes respaldan a los maestros?
Por supuesto. Nosotros entendemos la posición de los docentes, por que como pueden llegar profesionales de Ibarra y Cotacachi sin garantías laborales, por lo menos un contrato aunque les paguen a los dos o tres meses después, porque ellos sí quieren trabajar, pero en esas condiciones no lo pueden hacer.
¿Y si no se arregla?
Estamos preocupados y estamos también en permanente contacto con los maestros y si no les arreglan, si Rumiñahui Anrango no hace las gestiones pertinentes y no se arreglan los contratos de estos maestros, definitivamente el lunes próximo volveremos a tomarnos la unidad educativa.

¿Es un asunto exclusivo de Rumiñahui Anrango?
No sabemos por quién falta, pero es Rumiñahui Anrango el que debe decirlo, el que debe indicar quién está poniendo trabas. No se trata de crear problemas, pero son dos años que estamos soportando este faltante de docentes y nadie nos ha dado una solución. Lo mismo está pasando en san José de Madgalena.

¿La fusión de escuelas no ha dado resultado?
No es posible que hayan cerrado escuelas en las comunidades y bajo el pretexto de la fusión, por ejemplo en la UE “Gabriel García Moreno”, no tenemos espacio para todos los estudiantes que no caben, hay una sobrecarga de estudiantes.

¿Y lo de la escuela del Milenio, en qué quedó?
El vicepresidente Glas habló de la construcción de la escuela del Milenio donde iban a estar más de mil alumnos, nos ofrecieron que lo iban a hacer inmediatamente, transporte para los estudiantes, todo, pero realmente no cumplen absolutamente nada, incluso plantearon que nosotros paguemos a los docentes.

Rumiñahui Anrango deslindó responsabilidades…
Incluso él emitió un documento a la presidenta de la junta parroquial de García Moreno, indicando que la escuela del Milenio no se va a construir. Señaló que en el lugar previsto es una zona de riesgo. Realmente es un juego que están haciendo con la zona de Intag.

¿Cómo califica la atención educativa en Intag?
El gobierno habla de que la educación ya es de todos, pero en Intag la situación educativa es un caos. No sabemos si de esto está informado el ministro de Educación.

¿Con el proyecto minero no se beneficiaba a la educación en la zona?
Se habló de aportar con USD 25 millones de regalías anticipadas del proyecto minero Llurimagua, pero todo eso se quedó en palabras. Hablaron de un mejoramiento vial y quisiera que constaten en qué condiciones una ranchera que tiene capacidad para trasladar a 40 estudiantes, ahora llevan a 60 estudiantes con un grave peligro.

¿Como padres de familia se sienten engañados?
Hay un engaño porque Rumiñahui Anrango debía estar bien claro el momento en que se comprometió a cumplir con estos ocho docentes y sus
partidas presupuestarias, asegurar que ellos trabajen seguros y motivados, y no decirles trabajen nomás algún día les arreglo. Esa no es la condición y la forma de tratar a los maestros, ellos tienen nuestra solidaridad.

¿Cuál es la alternativa?
Lo más sano es que Rumiñahui Anrango salga del Distrito y que vaya alguien que vele por los derechos que tienen los niños y niñas de la zona de Intag.