En Imbabura y Carchi se realizaron operativos antidelincuenciales

militaresIBARRA. “Señores pasajeros, revisaremos sus documentos personales y sus pertenencias”, fue la instrucción de los uniformados del Ejército Ecuatoriano que se ubican en Imbabura y Carchi. Previo los controles antidelincuenciales que iniciaron ayer, desde las 08:00.

En la autovía Ibarra-Otavalo. Revisaron maletas, cajas, mercadería, entre otros artículos que eran trasportados en vehículos pesados y livianos a lo largo de la autovía Ibarra- Otavalo. El objetivo, evitar el traslado de armas de fuego, municiones, o explosivos.

En Antonio Ante, Cotacachi y Otavalo se realizaron los controles. En promedio cerca de 500 vehículos fueron revisados. Mientras que simultáneamente en el sector de Ambuquí se ubicaron unos 25 uniformados que ejecutaban el mismo trabajo. “La ciudadanía puede dar algún tipo de información, se guardará confidencialidad”, dijo Alejandro Recalde, jefe operacional de Grupo Macanizado número 36 Yaguachi.

Pero, una mujer de aproximadamente 28 años de edad, trato de evadir los controles, y los militares le alcanzaron para realizar la inspección, pero no le encontraron nada. Ocurrió en Otavalo.

Declaraciones sobre los operativos “Estos controles deberían ser las 24:00, porque los antisociales no respetan horarios”, dijo Juan Vélez, pasajero de una unidad de trasporte con destino a Tulcán.

Pero, hay opiniones dividas, Carmen, Mathilde y Adela, consideran que los controles en las carreteras combaten la delincuencia, el narcotráfico y el contrabando de mercadería.

Mientras, que el Ministerio del Interior, ejecuta acciones en Imbabura, una de ellas es, la construcción de 10 Unidades de Policía Comunitaria y la conformación de Consejos de Seguridad, comentó gabriela Rivadeneira, gobernadora de Imbabura.

La revisión fue minuciosa En Carchi, doce grupos de militares fueron ubicados en sitios estratégicos de la provincia, para neutralizar el tráfico de armas, municiones y explosivos.

En las provincias fronterizas, existen 32 equipos que realizan la supervisión de vehículos y equipaje, explicó Julio César Barragán, Comandante del Batallón de Infantería Mayor Galo Molina.

Sitios estratégicos. Ayer, un grupo de militares se desplazó por las calles principales de Tulcán, un segundo equipo estuvo en los exteriores del coliseo 19 de Noviembre, y la Terminal Terrestre de la ciudad. Y, otro grupo de militares se ubicó en la Panamericana a la altura de la parroquia Julio Andrade y antes del peaje en Cristóbal Colón, cantón Montúfar. Una vez que pedían detener la marcha de los automotores, los militares supervisaban porta maletas, asientos y puertas de los carros, mientras los conductores y ocupantes descendían de los vehículos.