En Ilumán llegó ayuda del GAD de Imbabura

picuasi

Otavalo.- Una caída desde la cuarta grada, le cambió la vida para siempre a Alberto Picuasi desde hacer dos años. A pesar que está discapacitado él no se rinde y lucha por vivir.

Don Alberto como lo conocen en la parroquia de Ilumán donde vive, recibió una silla de ruedas por parte del Patronato Provincial de Imbabura. El accesorio le permitirá mejorar las condiciones de vida.

Tras la insólita caída, Picuasi de 50 años se fracturó parte del cráneo lo que le originó una hemiplejia (Parálisis de un lado del cuerpo causada por una lesión cerebral o de la médula espinal)

Situación.  Su vida no ha sido la misma desde el 4 de abril del 2016. Es por ello que desde el Gobierno Parroquial de Ilumán y la Prefectura de Imbabura, se unieron para dar la ayuda el agricultor. “Gracias a la Prefectura. Esta silla de ruedas nos ayuda a movilizarlo”, dice en medio de lágrimas María de Carmen Días Vega, cónyuge del afectado.

Para Teresa Carrera, presidenta del Patronato Provincial, el objetivo de esta donación es mejorar la calidad de vida. “En Imbabura hemos entregado seis sillas de rueda. Esto lo hacemos conjuntamente con el Ministerio de Salud y la Fundación Vista para todos”, explicó.

De acuerdo al cronograma de trabajo, las ayudas para las personas más necesitadas en la provincia continuarán. Se tiene previsto realizar la entrega de tres sillas de ruedas más.

En territorio.  Jorge de la Torre, presidente del GAD-Ilumán, también destacó el trabajo que se viene realizando con la Prefectura y el Ministerio de Salud. “Estamos llegando a los más necesitados. Conocíamos la historia de don Alberto. Gracias también al Patronato por ayudar a esta familia de escasos recursos”, aseguró el directivo. El trabajo en territorio seguirá en lo que resta del año.