En Ibarra, mujeres fueron engañadas y violadas con una oferta de trabajo

VIOLACION
Ibarra.-
Fue el martes que la ciudadana E. M. de 34 años de edad indicó a los miembros policiales que una mujer se había acercado a su domicilio, solicitando auxilio, ya que presuntamente le habían robado y violado.


Inmediatamente el personal policial localizó a María. B. de 36 años, la misma que en medio del llanto manifestó que aproximadamente a las 08:30 había tomado contacto con un señor desconocido en la entrada de la Hostería del “Tin”, el mismo que un día anterior le había propuesto trabajar en una Hostería de Chaltura.

Para ello habían tomado un bus de la Cooperativa 28 de Septiembre de la ruta Chorlaví, bajándose del bus en el sector de Las Orquídeas, posteriormente avanzaron a pie por la vía a Cobuendo, donde en unos matorrales y con amenazas de una arma blanca, procede, el “empleador” a abusar sexualmente y abandona el lugar.

Miembros policiales inician la búsqueda del sujeto, encontrándolo y aprehendiéndolo en la vía a Urcuquí, en la entrada a Guayllabamba. El sospechoso responde a los nombres de Hugo. G. de 43 años de edad, que presuntamente estaría domiciliado en Imbaya.

Las víctimas hablan. Pero este no sería el único caso. “Sonia”, nombre protegido es una chica, de 24 años de edad, que fue abusada por el mismo ciudadano. “Este sujeto había ido a una tienda de una amiga de mi mamá. Ahí le había dicho que si tiene una amiguita para trabajar, entonces sabiendo eso yo me acerqué a la tienda que le digo. El trabajo que estaba vacante, supuestamente era para ir a trabajar a un comedor de una hacienda, por el sector de Bellavista de San Antonio. Tenía que repartir alimentos”, dijo la mujer con voz entrecortada.

“Entonces yo llegué a la Floresta y este sujeto estaba ahí. Entonces cogimos el bus de Chaltura, y nos quedamos en una entrada, ya que dijo que el trabajo quedaba por ese sector. Luego caminamos supuestamente dirigiéndonos a la hacienda, pero me emepecé a dar cuenta que no había nada. Entonces yo traté de regresarme, pero en ese momento me amenazó, me quitó el dinero, el celular, e inmediatamente me puso el puñal en la espalda, y me hizo caminar, me llevó a un lugar donde no había casas, era un terreno baldío y justo ahí abusó sexualmente de mi. Eso fue hace un mes”, dijo “Sonia” en medio de lágrimas.

Otro caso similar. “Yo estaba en mi casa y este ciudadano le dijo a otra persona, y ésta persona me avisó a mi del trabajo. La actividad que tenía que realizar era para coger unos duraznos. Entonces me fui con este sujeto y me dijo que el trabajo era por el sector de Guayllabamba, entonces me dijo cojamos un taxi, pero yo no tenía dinero entonces nos fuimos en bus, en el que va a Urcuquí.

Luego nos bajamos y empezamos a caminar, le pregunté a dónde vamos y me indicó por unos árboles que por allá era la finca. En ese momento me dijo que se llama Fernado L. Luego me cogió del cuello y me empezó a sacar la ropa, no abusó de mi porque yo me defendí, me corrí, de eso ya va hacer un año”, dijo “Éricka” nombre protegido.