En el mismo día, dos internos del CAI se cortaron en el cuello

Ibarra. Una llamada de emergencia al Servicio Integrado de Seguridad ECU 9-1-1 alertó a las entidades de primera respuesta sobre un nuevo incidente en el interior del Centro de Adolescentes Infractores de Ibarra, CAI-I.

El hecho se registró a las 19:00 del último martes. Según el reporte policial, los internos del centro informaron que un interno, identificado como Brandon L., de 18 años de edad, había ingresado al baño y, al ver que se demoraba mucho tiempo para salir, los jóvenes ingresaron a verle.

Más detalles. Los internos se llevaron una sorpresa al encontrarlo sangrando, producto de un corte superficial en su cuello y varias heridas en el antebrazo. Según el reporte policial, los cortes se los habría producido con un pedazo de vidrio, que no fue encontrado por los miembros policiales en el lugar.

Enseguida arribó al sitio una ambulancia con un paramédico del Ministerio de Salud Pública, quién brindó los primeros auxilios y aseguró que las heridas son leves, por lo que no era necesario trasladarlo a una casa de salud. Luego de ser atendido, el joven quedó ingresado en su celda con custodia de un agente de seguridad penitenciaria.

Incidente. El otro caso se suscitó al mediodía del martes. Una paramédica llegó al centro para atender a un interno, que se habría provocado un corte en el cuello. El joven de 20 años de edad, identificado como Rodrigo C., se habría causado la herida con un objeto cortopunzante.

La trabajadora de la salud atendió al interno, sin embargo quedó ingresado en el mismo centro, ya que la herida no comprometía ningún órgano vital y no era necesario trasladarlo a una casa de salud.