En Ecuador se usará madera requisada para construcción de juegos infantiles

Quito. El Ministerio de Ambiente ecuatoriano donará parte de la madera requisada en operativos contra el tráfico de especies, para la construcción de juegos infantiles en espacios públicos de diferentes ciudades del país andino.

La cartera de Estado informó hoy en un comunicado de que esta iniciativa es parte de la Estrategia de Educación Ambiental del programa de Construcción de la Comunidad, auspiciado por el Estado ecuatoriano.

Según escrito, la idea ya se desarrolla en varios proyectos habitacionales en la capital ecuatoriana y en las ciudades costeras de Manta y Portoviejo (suroeste), donde las familias beneficiarias han logrado construir sus propios huertos orgánicos, espacios verdes y parques.

En un barrio de Quito se creó una granja ecológica comunitaria de 4.000 metros en la que se producen y comercializan alimentos propios, a lo que se suma la reforestación de varias áreas verdes.

“Los ciudadanos lograron la distinción ambiental Quito Sostenible, convirtiéndose en el primer barrio verde ecuatoriano”, precisa el texto.

Rocío González, esposa del presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y presidenta del Comité Plan Toda una Vida, lidera este proyecto que busca “empoderar a las comunidades y las comprometen a seguir trabajando por un entorno amigable con el ambiente”.

Asimismo, el Gobierno ecuatoriano busca el convenio interinstitucional entre la Secretaría Técnica y el Ministerio del Ambiente para implementar el programa “Barrios Verdes” dentro del Plan “Casa Para Todos”.