En Carchi siete pacientes han recibido trasplante de órganos

pag-12Miguel Figueroa Morillo tiene 35 años. Tiene síndrome de down. Es el primero de cuatro hijos, pero además de su condición de discapacidad, su estado se agravó por una patología visual que le redujo al mínimo la visión. Hace un año dos meses ingresó a la lista única de espera de órganos y tejidos, con espernza de recibir córneas.  La buena noticia para la madre de Miguel, la señora Rosa Morillo, llegó hace tres meses cuando le hicieron conocer que ya había un donador.   


Hoy Miguel tiene una calidad de vida diferente. Camina junto a su madre, observando los colores la gente y todo lo que alguna vez dejó de percibir con claridad.  Su madre contó que cuando recibió la noticia no lo podía creer. Su hijo fue operado en Quito, en el Hospital Eugenio Espejo y hoy dice estar feliz porque Miguel recuperó la vista. “Me siento feliz porque va a poder ver hasta cuando Dios lo tenga”. Esta familia de Julio Andrade, en Tulcán, es una de las siete beneficiadas en Carchi desde que se aprobó la Ley Orgánica de Donación y Trasplante de Órganos, Células y Tejidos.
Esta razón convocó  una celebración en Carchi por los cinco años de la Ley. Asistieron la presidenta de la Asamblea Nacional, Gabriela Rivadeneira, el asambleísta por Carchi, Carlos Velasco y Rubén Chiriboga, director nacional del Instituto Nacional de Donación de Órganos y Tejidos, INDOT.
Los familiares beneficiarios de estos  procesos de trasplante realizaron un encuentro donde se dieron a conocer los beneficios de la Ley. El director del INDOT, indicó que el 96% de los ecuatorianos acepta ser donante de órganos y tejidos. Desde que se aprobó la Ley se han ejecutado en el país 1 400 trasplantes con una inversión de 70 millones de dólares. Los pacientes no cubren costos por este beneficio. Antes de la Ley, un trasplante podía llegar costar hasta 500 mil dólares lo que incluía un sistema de sobornos al sistema de salud donde las personas con escasos recursos económicos no podían acceder a este beneficio. Hoy existe en Ecuador  una lista única de espera que otorga a todos las mismas posibilidades de vivir. El funcionario dijo que si bien la donación es aceptada por la mayoría de ecuatorianos, la dificultad al momento de la donación radica en las familias que se oponen a la voluntad del donante. Por ello, parte de la Ley invita a respetar la decisión del donador. Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea indicó que esta Ley es parte de una política pública  social, donde se fomenta el valor del amor al prójimo. Hay nueve pacientes carchenses  en lista de espera; 8 de los cuales esperan trasplante de córneas y uno renal.