En busca de una solución al riesgo social

altIbarra. Inspirada en la fe católica, la Fundación Cristo de la Calle es una organización sin fines de lucro que tiene por objetivo proteger y mejorar la calidad de vida de los niños y niñas más vulnerables y necesitados en la zona norte del país.

 Inicio y evolución.  Cristo de la Calle se originó en octubre de 1993, gracias a tres muchachas que se inquietaron por recoger a niños que se encontraban deambulando y viviendo en la calle, algunos de ellos también toxicodependientes e infractores. Con el tiempo se fue perfeccionando la labor, pues al inicio solamente era un trabajo temporal que era básicamente recogerlos, darles de comer y enviarlos

nuevamente a esa vida que llevaban, pero en 1995 se constituyó jurídicamente como fundación a través del Ministerio de Bienestar Social. Continuando con su evolución, en 1998 se hizo énfasis en una atención más personalizada, y se implementó el acogimiento institucional a través de ‘Casas Familia’.

 Principales proyectos. Cristo de la Calle se fundamenta en varios proyectos principales: *Acogimiento institucional: También llamado ‘Casas Familia’, en donde niños, niñas y adolescentes que son privados de su medio familiar, los remite el juez con medida de acogimiento y pasan dentro de la institución, pero en casas ubicadas en diferentes puntos de la ciudad, con la finalidad de que puedan desenvolverse en un entorno normal. Actualmente son 4 Casas Familia, en donde viven máximo 8 niños por casa, con educadores que los atienden las 24 horas del día.
*Apoyo familiar en situación de riesgo: Aquí está vinculado el proyecto ‘Niños Libres’ en donde se encuentran los niños que han sido sacados de la cárcel y que se los atiende con la finalidad de que se encuentren en un mejor lugar, a excepción de los niños de 0 a 3 años que por su edad deben estar con sus madres. El proceso consta en buscar una familia alterna como abuelos o tíos, hasta que pueda reencontrarse con su mamá.
*Familias acogientes: Se trata de la preparación de familias para que puedan acoger a niños, en este punto cualquier familia que desea ayudar puede hacerlo. El proceso es registrarse y luego de las evaluaciones necesarias se continuará con el proceso.

 Todos pueden ayudar. Juan Francisco Santacruz, director de la fundación hizo extensa su invitación, “los problemas sociales debemos solucionarlos todos. Si tienen buena voluntad y desean ayudar, estamos ubicados en la calle Maldonado 14-119 y Guillermina García. Serán bien atendidos, tenemos un grupo de colaboradores nacionales e internacionales. Si desean más información pueden comunicarse al 2641056 o al 2605699”.