En busca de la belleza

renata barraganEn nuestros días tanto mujeres como hombres  a nivel mundial se encuentran muy preocupados por lucir bien, tanto en sus rostros como en sus cuerpos, alentados por existentes modelos de presentación personal, impuestos por la sociedad actual, situación que influye básicamente para conseguir un empleo, realizar tal o cual actividad,  o simplemente ostentar  una buena imagen física en sus hogares o con sus amistades.

Los tratamientos de belleza dejaron de ser exclusivos para las mujeres, ellos también los utilizan para implantes de pelo, liposucción abdominal, corrección de arrugas, párpados hinchados, entre otros. La industria de la belleza ha alcanzado índices de servicio sin precedentes, por medio de la existencia de innumerables terapias, procedimientos de belleza, tratamientos para adelgazar e inclusive algunos para robustecer, servicios de spas, peluquerías, gimnasios, y sobre todo servicios de cirugía plástica. La publicidad para acudir a centros de cirugía plástica en Ecuador se puede encontrar en numerosas revistas o periódicos en el país y en el exterior, por medio de las cuales se promocionan esta asistencia a precios realmente convenientes en comparación con lo que cuestan en el extranjero. Hace pocas décadas las personas para satisfacer la natural necesidad de verse y lucir bien les bastaba con practicar algún deporte, realizar ejercicios físicos sobre todo trotes o caminatas, someterse a dietas y ocasionalmente acudir a un salón de belleza, y las más interesadas tal vez visitar esporádicamente  a un spa o gimnasio.  Pero acudir a un cirujano plástico era muy ocasional, y generalmente se lo realizaba  como una intervención con carácter de salud, pero casi nunca de belleza. La mayoría de las personas que se preocupaba de estos aspectos de belleza eran las féminas, y realmente casi nunca los caballeros, pero con el pasar de los años, los usuarios masculinos han aumentado en gran cantidad. Los usuarios ahora en general invierten fuertes sumas de dinero y tiempo para alcanzar hermosura, figura ideal y éxito social. De acuerdo a investigaciones sobre la belleza y estética femenina durante la última década se ha encontrado que un alto índice de mujeres anhelan conseguir una buena figura y perder peso antes que alcanzar cualquier otra meta, por lo cual la industria de la belleza se ha vuelto muy competitiva.

 

Renata Barragán
chiquita25@uio.satnet.net