En audiencia, el Municipio defiende cierre del bachillerato

Ibarra. El cierre del bachillerato en la Unidad Educativa municipal Valle del Amanecer, ubicada en Otavalo, es un hecho para la administración del cabildo. En una audiencia en la Defensoría del Pueblo, los padres pidieron que continúe el bachillerato en el plantel.

Proceso. En la asamblea, mediada por la delegada de la Defensoría del Pueblo en Imbabura, Katherine Andrade, también estuvieron representantes de la Coordinación Zonal y el Distrito de Educación 10D02, quienes manifestaron que 21 estudiantes están inscritos en otros planteles del sistema de educación fiscal, de un total de 128 que culminaron el primer año de bachillerato en el plantel otavaleño.

También informaron que el alcalde de Otavalo, Mario Conejo, socializó con los padres de familia sobre la fase de inscripciones.

En uno de los informes técnicos realizados por el Distrito, se recomienda que, al no existir la infraestructura necesaria, para los segundos años de bachillerato se sugiere no continuar con el trámite de ampliación de la oferta educativa en el bachillerato.

En cuanto al plan de contingencia y para garantizar el acceso a la educación de los 128 estudiantes, se socializa con los padres que se apertura, a partir del 14 de agosto, la fase de inscripción en el sistema fiscal y se asegura que, “en ningún momento se ha vulnerado el derecho a la educación de los estudiantes del plantel”.

Posiciones. Andrés Pavón, representante de los padres de familia, manifiesta que es responsabilidad del Distrito y la administración saliente y entrante la solución del problema.

En conclusión, lo que pidieron los padres es que se continúe con el bachillerato en la Unidad Educativa.

Pavón incluso dijo que los padres están dispuestos a aportar económicamente para la implementación de laboratorios y subsanar parte del pago del cuerpo docente.

La asesora jurídica del GAD de Otavalo, Johanna Andrade, enfatizó que en la audiencia se escuchó “más de una barbaridad”.

Argumentó que no se trata de un capricho del Alcalde la decisión del cierre del bachillerato. “Las condiciones de infraestructura no son las que se necesitan para brindar una educación de calidad y nos ratificamos en la decisión de que se continúe con la educación general básica”. La delegada de la Defensoría, Katherine Andrade, explicó que se analizará la documentación y que notificará las recomendaciones respectivas.

Padres de familia se mostraron molestos con las explicaciones del Distrito y la Asesora Jurídica del GAD.
La delegada de la Defensoría del Pueblo en Imbabura, Katherine Andrade (i), escucha los justificativos de Andrés Pavón.