Los emprendedores se quedaron sin puestos

Otavalo.- El municipio cumplió con la reubicación en sus puestos, de aproximadamente 200 productores y comerciantes del mercado Copacabana. Este grupo de productores textiles, desde hace aproximadamente dos meses, trabajaba los días miércoles y sábados en el canchón de la prolongación de la calle Colón.

El hecho afectó a otro grupo de cerca de 300 personas, que no tienen puestos y no pudieron realizar la feria en este espacio ayer.

Situación
La municipalidad tomó el control del canchón desde la madrugada de ayer. A pesar de que desde las tres de la mañana, varios comerciantes ya se encontraban en el sitio, no pudieron ocupar estos espacios para la feria textil.

En este sector laboraban alrededor de 200 productores que tienen puesto en el mercado Copacabana. Ocupaban este lugar para garantizar el cumplimiento del distanciamiento social.

Desde la municipalidad se aseguró que estos comerciantes no cumplieron varios compromisos, entre ellos, dejar de ocupar sus puestos en el mercado mientras dure la pandemia.

Por esta razón, desde ayer volvieron a sus puestos de trabajo dentro del mercado Copacabana, a pesar de que en esos espacios no se cumple el distanciamiento social.

Problema
Concluida la ubicación de los vendedores en el mercado Copacabana, aproximadamente 300 comerciantes autónomos que también fueron ubicados en el Canchón se quedaron sin puestos para la feria.

El tránsito vehicular fue desviado desde la calle Abdón Calderón, hacia el Canchón, impidiendo que se instalen los puestos de venta. Muchos productores expusieron su mercadería en las veredas de la calle.

“Necesitamos que las autoridades analicen bien nuestra situación y se nos permita trabajar en este espacio”, dijo María Castañeda, productora textil que trabajaba en este lugar.

Compromisos
La mañana de ayer los comerciantes que se quedaron si puesto de trabajo se organizaron para solicitar a la municipalidad la autorización para utilizar este espacio los días miércoles y sábados de las 05H00 hasta las 12H00. Cientos de comerciantes reunieron con este único fin comprometiéndose a mantener el orden y colaborar con la seguridad de este espacio.

Al mismo tiempo, En las escalinatas de la calle Colón, diez personas que acostumbran a libar en el sector del barrio El Batán, se encontraban libando en la zona.

“Esta no es la primera vez. Ellos vienen siempre a este lugar y en algunas ocasiones han cometido robos. Consumen licor y también drogas. No son los únicos. Con nuestra presencia aportaríamos a mejorar la seguridad en este espacio”, explicó Daniel Perugachi, coordinador de la asociación de emprendedores autónomos y comerciantes de Otavalo.