Empate entre Emelec y Delfín disminuye posibilidades a ambos

Guayaquil. Emelec impuso condiciones para ganar metros y buscar espacio para colar remates al área. Delfín mantuvo su orden, dos líneas de cuatro con un enganche suelto y dupleta de puntas.

El primer tiempo propuso un trámite organizado. Emelec generó mucho más, Delfín aguardó. En dos oportunidades el argentino López Pissano consiguió romper líneas y probar la resistencia del buen portero Pedro Ortiz en el jardín manabita.

Antes del receso, Soso pidió a sus dirigidos invadir campo contrario por las orillas. Perlaza y Nazareno lucieron sólidos en el Cetáceo. Los locales pudieron convertir el tanto del desequilibrio. De nuevo el orden de Bustos ganó la partida.

El complemento arrancó con festejo azul. Jugada notable de Nicolás Queiroz en el vértice del área y Brayan Angulo arribó al área con el puntín del zapato para colocar el 1 por 0. El ariete millonario encontró la única grieta disponible.

Luego del tanto, Emelec fue perdiendo su norte. Soso desorganizó su estrategia con sus variantes. Delfín surgió con todo. Andrés Chicaiza, al minuto 74, surtió un centro pasado que Dreer no intuyó y que encontró a Carlos Garcés que la mandó a guardar.

El empate resignó a ambos. Soso desesperó y mandó al campo a Marlon De Jesús, un disparo a sus propios pies que recibió el repudio del público. Delfín cerró el partido con el mismo orden que supo tener en el primer tiempo y el 1 por 1 quedó sentenciado.