Emotivo sepelio en Guayaquil del ecuatoriano asesinado en tiroteo de EE.UU.

Guayaquil. Familiares y amigos despidieron en un emotivo sepelio este miércoles en Guayaquil al ecuatoriano Miguel Douglas Rodríguez Barzola, asesinado la semana pasada en un tiroteo en un supermercado judío de Jersey City (EE.UU.).

El féretro con sus restos mortales llegaron el martes al país procedentes de Estados Unidos, y fueron recibidos por familiares y autoridades ecuatorianas.

El funeral tuvo lugar en el Cementerio Patrimonial de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, situado dentro de la urbe considerada Puerto Principal de Ecuador, a donde llegaron por la tarde familiares, seres queridos y autoridades para darle el último adiós.

Media docena de coronas de flores flanquearon el traslado del ataúd desde una sala donde se le rindió tributo hasta el lugar donde recibió sepultura.

En el velatorio fue dispuesto un gran retrato fotográfico de Rodríguez Barzola, y banderas de Ecuador, de Estados Unidos y de Israel.

Varios allegados trasladaron el féretro hasta su destino final y el hermano de la víctima mortal leyó una oración de despedida al difunto.

El martes los restos fueron velados en el mismo camposanto de Guayaquil, al que siguió un servicio religioso en su memoria.

El Gobierno de Ecuador, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, expresó su pesar por el fallecimiento del compatriota durante el tiroteo perpetrado hace una semana en Jersey City, en el Estado de New Jersey.

Según versiones que dispone la Cancillería ecuatoriana, la actuación de Rodríguez Barzola “fue heroica, pues habría salvado la vida de tres personas, antes de perecer víctima de los disparos de los agresores”.

La víctima, según información de los consulados ecuatorianos, vivía con su familia en EEUU desde hace tres años y medio, y trabajaba en el supermercado en el que se produjo el tiroteo, donde también murieron otros dos civiles y un agente de policía, así como los dos atacantes que fueron abatidos.

El pasado sábado, decenas de personas y autoridades acudieron a mostrar su solidaridad con la familia del ecuatoriano mientras sus restos eran velados en ese Estado.

Entre los primeros en llegar a esa ceremonia estuvieron el alcalde de la ciudad, Andre Sayegh; el fiscal general del Estado, Gurbir Grewal, y Steve Fulop, alcalde de Jersey City.

Allí dieron sus condolencias a la viuda, Martha Freire, y a su hija de once años con las que emigró de Ecuador en busca de un mejor futuro, luego de perder su empleo como representante financiero en una compañía de seguros que se declaró en bancarrota.

New Jersey es uno de los Estados en el que habita una gran colonia de ecuatorianos y muchos de ellos abandonaron su país durante la crisis financiera de 1999, considerada la peor de la historia nacional.