Emergencia sanitaria está por finalizar

altIBARRA. El 22 de diciembre del 2010 el Instituto Izquieta Pérez confirmó  tres casos positivos de la gripe AH1N1 en Imbabura desde ahí inició la emergencia sanitaria.

Trabajo. Desde diciembre el Comité de Operaciones de Emergencia de Influenza AH1N1 de Imbabura, trabajó en la Emergencia Sanitaria en la provincia como medida prioritaria para el control, vigilancia y prevención de esta enfermedad, el trabajo dio resultado porque hoy prácticamente  se está terminando la emergencia.

 Emergencia. Yu Ling Reascos Paredes, directora Provincial de Salud de Imbabura, en diálogo con EL NORTE, informó que en la emergencia la provincia tomó como medida prioritaria el control, vigilancia y prevención de la AH1N1.
Desde que inició la emergencia hasta la actualidad hay 241 casos reportados, en este momento la curva epidemiologica está en descenso y se espera que hasta el 15 de abril haya una reducción notable de los casos de Ah1N1 con lo cual la Dirección de Salud levantaría las medidas epidemiológicas en toda la provincia.
 Los casos reportados. De los 2041 casos reportados el 98.20% son sospechosos el 1.20% son casos descartados y 0.50%  se han confirmado como AH1N1.

En Imbabura hubo un fallecimiento por AH1N1 de una persona de Ibarra.
“Estamos pasando la alerta epidemiológica que inició en la provincia y luego progresó a nivel de todo el país, pero como Dirección de Salud nosotros vamos a adoptar algunas medidas epidemiológicas por la posibilidad de que pueda haber nuevos brotes”, dijo Reascos.

Prevención. Reascos recomendó a la ciudadanía medidas de prevención para evitar un rebrote de la AH1N1, y resaltó que en Imbabura fueron vacunadas las personas más vulnerables y que la campaña continuará.
Hay que evitar los lugares muy aglomerados y cerrados. Lávese las manos con frecuencia y evite tocarse la cara.
Evite los saludos de apretones de manos y besos.
Se sugiere que en los lugares de trabajo se proceda a colocar dispensadores de alcohol gel o el uso frecuente de agua y jabón.
Estas son algunas de las recomendaciones que ofrece la Organización Mundial de la Salud -OMS-