Emelec venció a Delfín en la despedida de Alfredo Arias del banquillo del Capwell

Emelec delfin Guayaquil. Partido animado y emotivo en la cancha del Estadio Capwell. La apertura de la fecha 13 tuvo a dos actores exigidos y con buena predisposición para explotar en ataque.

La despedida de Arias del banquillo de Emelec tuvo varios síntomas. Por un lado, en uno de los tantos, siete de sus jugadores fueron a abrazarlo. Por el otro, un grupo de hinchas lo insultaron luego del empate transitorio que convirtió Delfín. Cosas del fútbol.

El primer tiempo estuvo marcado por un dominio tibio de Emelec. Mucha posesión, pocos remates. La inclusión de Carlos Orejuela como centro delantero en lugar de Angulo y De Jesús dejó buenas sensaciones. Delfín replegó cuanto pudo, se refugió amparado en el trabajo ordenado de sus volantes y, en más de una oportunidad, explotó con pelotazos largos hacia Carlos Garcés.

En la víspera misma del descanso, una falta de Bruno Piñatares en el área manabita generó la sanción de un tiro penalti. Tras de la pelota fue Ayrton Preciado y no perdonó a un Pedro Ortiz que se estiró con éxito debajo de su guardianía.

El complemento tuvo varios síntomas. De entrada, Emelec le cedió terreno a los visitantes y dejó que pase el tiempo con cierta calma. El respiro se amplió cuando el defensor Roberto Luzarraga vio la roja y el Cetáceo quedó en inferioridad numérica. Además, el ingreso de Montero le quitó peso creativo a Preciado y la libertad se sintió en la ofensiva millonaria.

Así y todo, el lateral Geovanny Nazareno marcaría el empate para los manabitas. Uno de los mejores goles del torneo. Gran gestión del zurdo que corrió intuitivamente una pelota a las espaldas de los zagueros eléctricos a la salida de un tiro libre marcado por Bryan Oña y logró engañar a Dreer en medio de su salida desesperada.

La improvisación se tomó el funcionamiento de Emelec. Demasiado desgaste de parte del equipo de Arias, que tuvo que echar mano de nuevos recursos para ponerse en ventaja. El desahogo para los azules llegó al minuto 81. Salida temeraria de Pedro Ortiz y llegada limpia por la frontal del campo de Fernando Luna para definir ante un arco desguarnecido.

Victoria importante para Emelec y que marca el fin de una era. Alfredo Arias se despide del Bombillo en medio de polémicas y ciertos detalles que no se han logrado precisar. Luego del pitazo de conclusión, el entrenador uruguayo se dio el tiempo de aplaudir a la afición que se dio cita al Capwell y de felicitar uno a uno a sus dirigidos.