Embellecen un símbolo de la identidad de Tulcán y del país

Los vecinos llegaron uno por uno con los implementos de trabajo, una gorra para el sol y ropa cómoda. Tenían que cumplir una misión. El Gobierno Autónomo Descentralizado de Tulcán convocó a una minga ciudadana para limpiar el cementerio patrimonial, uno de los sitios turísticos más emblemáticos de la provincia.

El pasado viernes 11 de junio, se realizó la minga de embellecimiento del cementerio municipal José María Azael Franco. Además se pintó los bordillos y camineras de la entrada y salida para una mejor comodidad y seguridad de los visitantes.

Otro grupo de personas limpiaron los ventanales que dan a la calle Cotopaxi hasta dejarlos relucientes. En la minga colaboró el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Tulcán, con la finalidad de limpiar este lugar considerado “Sitio natural de interés turístico Nacional”; así como también declarado “Patrimonio Cultural del Estado”.

El cementerio actualmente es administrado por el municipio de Tulcán, se encuentra ubicado en las avenidas Cotopaxi y El Cementerio, al norte de la ciudad.

Los habitantes de Tulcán saludaron esta iniciativa que busca cuidar este espacio turístico y mantenerlo vivo para los visitantes nacionales. Alejandra Argoti, estudiante considera que estas iniciativas deben repetirse en otros lugares de la ciudad. Ella estudia en Quito pero viaja dos veces al mes con amigos para conocer Carchi y su capital. En redes sociales las ciudadanas Inés Rosero y Ximena Sánchez Montenegro también se sumaron a las felicitaciones por la excelente labor.

El cementerio es una obra de arte construida en 1936, sobre árboles de ciprés podados de manera artística.

El 28 de mayo de 1984, la obra fue declarada “Patrimonio Cultural del Estado” por el Instituto de Patrimonio Cultural del Ecuador. El 23 de agosto del mismo año, la Dirección Nacional de Turismo lo declara junto a sus jardines interiores como “Sitio natural de interés turístico Nacional”.

Al embellecimiento del cementerio se sumaron otras doce mingas ciudadanas. Una de ellas, la que conforman integrantes del colectivo Somos Mingueros y funcionarios municipales quienes adecuan de la mejor manera al Centro de Flora y Fauna Urbana. Varias manos de colectivos animalistas y ambientalistas se sumaron a este gran objetivo, que busca dar vida al cantón.