Embanderemos la ciudad de Ibarra

Ibarra.- (Especial Marco Cevallos) La bandera es, sin duda, uno de los símbolos cívicos que tiene un país, una provincia, una ciudad, una institución. Es su identidad ante los ojos de los demás y constituye ese lazo afectivo de amor, reverencia, respeto y civismo.

En los últimos años las fechas cívicas tanto nacionales como locales pasan casi desapercibidos, hay poco afecto cívico o mejor dicho existe una tremenda apatía tanto de los ciudadanos como de las autoridades e instituciones públicas y privadas. Se ha perdido la sana costumbre de colocar las banderas como un homenaje a la fecha histórica que se conmemora.

Las nuevas generaciones han visto con desidia lo que significa una fecha cívica, pensando más en unas vacaciones, feriado o compras más que la conmemoración de una gesta escrita en una página de mucha trascendencia en la historia.

Idea de una ordenanza
Es importante mantener los valores cívicos y es por ello que con el apoyo de diario EL NORTE, me permito sugerir que la Municipalidad de Ibarra cuente con una Ordenanza en la cual se tenga una base jurídica para sustentar el PROYECTO DE EMBANDERAMIENTO.

La ciudad de Ibarra debe contar con aproximadamente 25 000 predios urbanos, es decir que el Municipio debería elaborar 25 000 banderas de la ciudad de Ibarra y 25 000 banderas del Ecuador; para ello se puede contar con la mano de obra de las personas privadas de la libertad que se ganarían su dinerito en hacer este trabajo.

Elaborada la bandera que tardaría más o menos unos seis meses en ese tiempo se hace conocer el proyecto y la Ordenanza Municipal que consistiría en que cada propietario de un predio de Ibarra recibe de la Municipalidad al momento de cancelar el impuesto predial dos banderas una de Ibarra y otra del Ecuador y a la vez una cartilla con las fechas cívicas rememorando cada fecha y la obligatoriedad de colocar los días cívicos en su predio, caso contrario tendría una multa de 0,50 centavos de dólar por cada bandera y por cada fecha cívica que no exponga sus banderas.

El contribuyente Municipal, dueño del predio, no tiene justificación alguna al decir no tengo las banderas, donde puedo comprar, toda vez que el municipio le está donando y le está responsabilizando de su ejecución.

¿Qué se lograría?
Este proyecto se constituiría en un Proyecto modelo a nivel nacional. No he visto que ninguna ciudad del Ecuador tenga una Ordenanza en ese sentido, se da trabajo a las personas privadas de libertad para la elaboración de las banderas y los ciudadanos la obtienen con las mismas dimensiones y caracsteristicas, contribuyendo al Ornato en una fecha cívica. Va a ser formidable y las personas mantienen vivo el recuerdo de las fechas cívicas tanto nacionales como locales.

El incumplimiento permite que el Municipio tenga un ingreso económico que puede ser destinado a sectores vulnerables o a obras de servicio social.