EMAPA-I: Hay 10 procesos administrativos en marcha

Ibarra.- El ingeniero Diego Villalba, quien laboró por espacio de 17 años en la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ibarra (EMAPA-I), hoy cumple funciones como Director de Ambiente en el Gobierno Provincial de Imbabura.
Villalba afirmó que son 10 procesos administrativos los que se han levantado y están en marcha sobre el tema ambiental.

¿Y el plan de manejo?
Diego Villalba, en una entrevista en ENtv, afirmó que existen inconvenientes en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR). “Hemos hecho algunas revisiones del proceso y existen varios inconvenientes, hay alrededor de 10 procesos administrativos y se nota en algunos casos que hay informes con resultados que significan una sanción administrativa para la PTAR como tal”, aseguró.
Le preguntamos como autoridades ambientales de la provincia qué están haciendo frente a los incumplimientos y señaló que siguen el debido proceso a través de la Comisaría para ir notificando después de los informes técnicos que hace el equipo de calidad ambiental para continuar.
“Nosotros no podemos ni somos quiénes definimos el proceso, es el dueño del proyecto el que nos dice este es mi plan de manejo, este es mi estudio de impacto ambiental y estas son las medidas para poder aplicar”, indicó.

Se hizo un recorrido
Un equipo del GPI y Contraloría hizo un recorrido por todo el río Tahuando y es muy grave lo que está pasando en el manejo de la PTAR con los resultados que están arrojando estos análisis que nosotros tenemos, dijo Villalba al acotar también que los 10 procesos administrativos corresponden a los informes que se han venido procesando y que están tipificados.
“Yo creo que el inconveniente para EMAPA-I no es solo la PTAR, sino que hay otros procesos administrativos por otros componentes, además hay inconvenientes por solucionar dentro de las respuestas que emite la empresa para los monitoreos”.

Inconsistencias
La PTAR se construyó con una inversión de más de USD 30 millones para descontaminar o eliminar las descargas de aguas servidas hacia el río Tahuando como un cuerpo de agua. La capacidad es de aproximadamente 1 200 litros por segundo que está textualizado en el plan de manejo y hoy la planta está tratando algo así como 200 litros por segundo “y ahí existe una inconsistencia entre la capacidad que tiene la planta frente a lo que actualmente está tratando.
En la inspección se decía que lo complejo es por las aguas que no están entrando hacia la PTAR por decisiones eminentemente técnicas”.