Ellos elaboran el pan de cada día

panaderoEn Imbabura, Carchi, Esmeraldas y Sucumbíos (Zona 1) -según el catastro de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa)- están legalizadas 248 panaderías, de estas,  163 están en Imbabura y 58 en Carchi.   


Legalizadas quiere decir que cuentan con los permisos correspondientes para su funcionamiento y están sujetas a los controles permanentes que realiza la Agencia. Existen otros negocios de este tipo, en los que se ha colocado hornos dentro de viviendas y sin medidas sanitarias, de seguridad e higiénicas, se elabora pan para la venta. De este tipo de negocios no existe un registro, sin embargo se conoce que en su mayoría están ubicados en Esmeraldas, provincia que tiene 13 panaderías que cumplen con las normas y constan en el catastro del ARCSA.
Fabián Obando, coordinador Zonal  -ARCSA, manifestó que en estos negocios  verifica que se cumplan las normas correctas de higiene en la venta y manipulación de los alimentos que producen.

 

CONTROL SANITARIO
En lo que va del 2016, se han cumplido 110 inspecciones de control de las 163 panaderías.  En Ibarra existen 80 catastradas. De este número, ocho panaderías han recibido recomendaciones por no cumplir con la normativa.
ARCSA visita el negocio y hace una inspección, deja recomendaciones y después de un tiempo se hace otra visita para verificar que se haya cumplido con lo solicitado. En caso de reincidencia hay sanciones.
El representante zonal del ente de control reiteró que la sanción no es lo que importa sino más bien destacó que es importante capacitar a los propietarios de estos negocios sobre las normativas vigentes, por lo que se está trabjando en un cronograma.

UN DÍA ESPECIAL
Por iniciativa de la empresa privada Grupo Superior, conformado por Mopasa, Molinos Iguinza y Molinos Superior, un día como hoy -20 de marzo- de 2002, se instauró la celebración del ‘Día Nacional del Panadero’.
El gremio de Panificadores, Pasteleros y afines de Imbabura celebró el 15 de noviembre el Día del Panificador Ecuatoriano.
Esta fecha se conmemora por la muerte de Alfredo Baldeón Silva, un maestro panificador que en la represión de 1922 cuando era presidente José Luis Tamayo- entregó su vida por la lucha de los derechos y reivindicación de la dignidad.

LA PROFESIÓN
Alrededor de 20 socios conforman el gremio de Panificadores, Pasteleros y afines de Imbabura.
Uno de los socios, Luis Mendoza, propietario de la Panadería y Pastelería “Internacional”, lleva más de 25 años ejerciendo como Panadero Artesanal calificado.
Él empezó como ayudante de pastelería en “Chantilly” a la edad de 14 años. Hoy a sus 45 años de edad, es padre de familia de cuatro hijos y lleva 18 años sacando adelante su negocio.
Para Luis, la panadería y pastelería es una profesión gratificante. “El empezar el día muy temprano o hasta amanecer trabajando y saber que desde la harina y la levadura empieza la elaboración de un alimento que calma el hambre de muchos hogares es una experiencia que aporta”.
“Lo que es la panadería en sí para mí, es un bello arte. Qué desde una masa se pueda crear figuras es muy lindo”.
Lidia Arteaga, esposa de Luis -quien también es titulada en esta rama- ha sido un apoyo constante.
Además, su hija de 17 años de edad también quiere estudiar alguna carrera vinculada al proceso de alimentos para no dejar morir la tradición de su familia.
Luis empieza el día a la 01:00 para sacar pan desde las 05:00.