Eliminar la discriminación racial

Sudafrica, es un país subsahariano con una población mayoritariamente afro, más del 70%. Sin embargo, era la minoría blanca quien gobernaba; esta minoría blanca, en 1948 introdujo el “Apartheid” como política gubernamental.

El Aparthied era algo así como una ley de segregación racial, que clasificaba a la población en tres grupos: blancos, bantúes o negros y mestizos; posteriormente se añadieron a los indios y paquistaníes como una cuarta categoría. Esa ley fijaba los lugares de asentamiento de cada grupo, los trabajos que podían realizar, el tipo de educación que podían recibir y prohibía cualquier tipo de organización y participación política; es decir, los negros, siendo mayoría en ese país, por más preparados que fueren, no podían participar en ninguna contienda política. En estas circunstancias, Nelson Mandela, un joven abogado graduado en la Universidad de   Fort Hare (Alice), desde que conoció esta ley se convirtió en uno de los líderes de la resistencia, organizando y motivando a la gente a protestar. Por esta razón, más de 25 años pasó encarcelado; pero las protestas no pararon hasta que un 21 de marzo de 1960, se realiza una marcha masiva pero pacífica y la policía para impedir el avance dispara a discreción matando a 69 personas. Este hecho es duramente criticado por la comunidad internacional. Seis años más tarde, La Organización de las Naciones Unidas, tomando como base estos hechos y muchas formas de discriminación racial, el 4 de enero de 1966, declara al 21 de marzo como el “Día Internacional para la Eliminación de la Discriminación Racial”. Nuestro país, en los últimos años ha dado pasos muy importantes en esta materia; la misma Constitución del 2008, en su art, 11 inciso dos es muy claro al señalar todas las formas de discriminación racial y en su parte final de este inciso dice “La ley sancionará toda forma de discriminación”. Pero al parecer, solo con  las leyes es difícil eliminar el racismo y la discriminación racial, se requiere de políticas públicas que realmente generen desarrollo con equidad y de una gran voluntad de toda la sociedad para  reconocer las potencialidades del otro y cambiar.

 Iván Pabón
     Paboni2005@yahoo.es