El Yamor y la identidad

El editorial del periódico municipal “Otavalo Informa” del mes de agosto, enfatiza que el Yamor es “…una fiesta totalmente mestiza, porque fueron precisamente mestizos quienes iniciaron esta festividad cuando a su regreso a Otavalo, por las vacaciones, idearon estas reuniones sociales que por más señas fueron selectivas”.

En el mismo editorial también se destaca que el “pueblo raso” no tenía acceso a esta fiesta, y que “En ese tiempo, las reinas pertenecían a las selectas familias de la más alta clase social”. Y es en 1967, según el editorial, el entonces Presidente del Concejo Municipal de Otavalo, Don Vicente Vinicio Larrea “…arrebata del selecto grupo de otavaleños a la fiesta y se la entrega a su verdadero dueño ¡al pueblo!”.

Según esta apreciación, el Yamor ya no tendría un origen vernáculo, tampoco sería una fiesta por las cosechas del maíz. ¿Entonces qué es en su origen? ¿Un invento elitista de vacacionistas aburridos? Por más señas el término “Yamor” no corresponde al runa shimi, creo que tampoco al castellano. En todo caso vale resaltar también, que esta fiesta se ha enraizado en el corazón y la tradición otavaleña, sin importar quizá su condición étnica.Posiblemente el sentido elitista que marcó en sus inicios a esta fiesta, no haya desaparecido del todo; recordemos que ya hace varios años, se le cerraron las puertas a una chica indígena que intentaba acceder al reinado del Yamor, simplemente por su condición de indígena. No sé si la cacería racial persiste en el reinado del Yamor, pero a pesar de la presencia de un alcalde indígena, no se ha visto la participación de una chica kichwa en este evento galante; signo de que algo está pasando también con la presente administración. Al Yamor hay que darle un significado, hay que darle una identidad sólida. Quizá los fundadores y su descendencia se marcharon hacia la capital, al asustarse de la presencia de los runas en la ciudad; y hoy somos nosotros, mestizos e indígenas, quienes debemos asumir el reto de engrandecer esta fiesta que es de todos.   
 

  Raúl Amaguaña Lema.
    raulamaguana@gmail.com