El verdadero milagro es barrer

Nelson VillacisUn joven pretensioso, recién llegado al monasterio, pretendía aprender budismo para con ello obrar milagros.  Cuando se enteró de esto, el abad le dijo: -Monje, no te necesitamos aquí por tus milagros sino para que aprendas a barrer los suelos- No te ensucies más.  Las pretensiones solo obran ambiciones.La vida es limpia, empieza por asear tu propio ser.  Barre la casa interior con la que naciste, pero mantén el sentido del humor, ya que la risa es un detergente tan poderoso que hasta limpia la más difícil oración. Barre porque solo cuando hayas aprendido a limpiar tu casa, podrás asear tu corazón.  Escoba fina, sofisticada y costosa no sirve, si quien hace uso de ella es un mediocre barredor. No busques acumular más basura. Tanto smog ya no alcanza si no hay dispuesto un contenedor. Límpiate a cada instante, deshazte de toda polución. No juzgues, ni te sientas capataz, disfruta de ser el barrendero y no el prepotente manda más.
El milagro solo aparece cuando todo está limpio, porque en morada sucia solo habitan las plagas y gusanos. No corroas tu vida. Haz reciclaje de cada cosa y purifica tu existencia.
Con humildad toma tu escoba y empieza desde hoy.