El trueque, iniciativa que toma más fuerza en Imbabura

truequeIBARRA. La jornada de trueque se realiza previo el Día de Difuntos en la Plazoleta Monseñor Leonidas Proaño de Ibarra. Congregó el sábado 29 de octubre a cerca de 500 productores alrededor de un modelo de economía solidaria donde el valor comercial de los productos es irrelevante.

El evento, que se realizó ayer, contó con la presencia de habitantes de los pueblos cayambi, caranquí, natabuela, awá y comunidad en general.

En costales, changuinas, cajones se encontraban una gran variedad de productos para el intercambio. Hubo oferta de alimentos orgánicos como pan de casa, maíz, frejol, frutas y verduras recién cosechadas, también se pudo apreciar ropa.

El intercambio de los productos se realizó a través del canje directo.

La propuesta, que nació del pueblo caranqui, congrega a los agricultores en torno a una nueva propuesta económica en la que el valor comercial de los productos pasa a un segundo plano. Lo que se propone es un ejercicio de economía alternativa donde se crea un espacio para el intercambio de saberes, productos y necesidades.

La gente conversa, se conoce y entre todos canjean sus productos de acuerdo a sus necesidades.

El trueque también ha generado —dentro de su dinámica— el rescate de las semillas propias y su adaptación a diversos climas.

Además de ser un proceso político-administrativo, el trueque también significa para estas comunidades un incremento en la producción que determina un importante aporte a la seguridad y soberanía alimentaria.

INTERCAMBIO

Gloria Nastacuaz y Fermín Taicuz, llegaron desde la comunidad de San Francisco perteneciente a la parroquia de Lita. Desde hace una semana se prepararon en la cosecha de plátanos, caña y guabas, que ayer cambiaron por granos secos como el maíz, arvejas y harinas.

Diana Guerra, una niña de 10 años de la comunidad de Chalguayacu, cambió el arazá, una fruta no muy conocida con maíz y otros productos de la Sierra. Ella dijo que estaba muy feliz de realizar esta actividad que lo hace junto a su abuela.

En cambio don José Calagullín de 75 años, del pueblo cayambi, trajo maíz y frejol que los cambió con cañas y naranjillas.

DEFINICIÓN

Se conoce como trueque al intercambio de bienes y servicios por otros bienes y servicios sin que se utilice dinero para completar la transacción.

El trueque apareció hace unos 10 milenios, durante el neolítico, junto con las primeras incursiones del ser humano en la agricultura y la ganadería. Gracias a haber dejado atrás la caza, propia del paleolítico, para convertirse en una especie productiva, el hombre comenzó a gozar de un excedente en sus alimentos, un porcentaje que no era necesario consumir inmediatamente.