El Toño Valencia ahora es ‘Don Antonio’

Quito. Ya no fueron bombos ni papel picado, tampoco pitos y banderas los que recibieron el ingreso de Antonio Valencia. El volante ecuatoriano ingreso por la puerta triunfal, no de algún estadio sino de una iglesia y no fue recibido por hinchas, sino por familiares y amigos. Tras 16 años de relación, el ‘Toño’ contrajo matrimonio, con Zoila Meneses, la noche del sábado 6 de julio en San Francisco, centro de la capital.

El Toño retornó al país para jugar en Liga de Quito, después de cumplir una etapa sin precedentes en el fútbol ecuatoriano siendo titular y capitán de uno de los mejores equipos europeos, el Manchester United. El amazónico invitó a su boda a su amigo inglés Wayne Rooney, el sueco Zlatan Ibrahimovich, el mexicano Javier Hernández y el chileno Alexis Sánchez, entre otros y prefirió que este sacramento sea privado y sin acceso de la prensa.

Pese a no estar presentes, desde el exterior, recibio saludos de sus compañeros: Paúl Pogba, Carlos Gruezo, Patricio Hurtado, Camilo Zúñiga, Marcos Rojo, Jhegson Méndez, Roberth Arboleda, Radamel Falcao, Enner Valencia, Cristian Ramirez, Carlos Gruezo, entre otros.

Valencia y Meneses tienen una hija, Domenica, a quien el exjugador de los “Diablos rojos” ha dedicado varias de sus más importantes presentaciones y goles. A sus 33 años y después de diez en el United, “Don Antonio” espera jugar Copa Libertadores de América.

Valencia abandonó el país en 2005 con destino al Villarreal de la Liga española, donde recaló apenas un año para pasar en la misma temporada al Recreativo de Huelva.

Las tres siguientes las haría en el Wigan Athletic británico, donde llamó la atención de los grandes clubes europeos hasta que en 2009 se decidió su pase a Old Trafford.

Con la selección ecuatoriana debutó en marzo de 2005 y disputó con la absoluta ecuatoriana varias Copas América, sin demasiado éxito.