El terror que los poderes tienen a los hackers

Si los poderes tienen terror a los hackers es claro por qué: porque tienen miedo de que se revelen sus secretos.

¿Se imaginan qué misterios, qué planes, qué estrategias, qué balances, qué inventarios, qué cosas nomás tendrán en sus archivos los poderes político, el económico, el eclesiástico, el sindical, el empresarial, el comercial, el militar, el policial, el diplomático, el mediático?
(Eso, de paso, es lo que llaman poderes fácticos: ejercen enorme influencia en la sociedad e, incluso, compiten con el poder político sin haber sido elegidos democráticamente por el pueblo).
¿Se entiende por qué esos poderes temen a que se revelen sus profundos (y oscuros) misterios)?
Espiar, hackear y difundir información reservada es, en teoría, un delito.
Pero, ¿no es peor delito que existan secretos de Estado en los que existen planes para invadir un país o dar un golpe o inventar escenarios geopolíticos favorables a un ataque militar?
Que se cuiden todos los pecadores que manejan los poderes fácticos y los poderes políticos. Los demás, que no tenemos nada oculto, ¿por qué deberíamos temer?

rubendariobuitron94@gmail.com
@rd_bui