El taxímetro está en espera

altIBARRA. Los taxis que circulen en Imbabura, cuando se encuentren en operación, deben utilizar el taxímetro las 24 horas del día y realizar el cobro por el servicio, de acuerdo a los valores establecidos por la Comisión de Tránsito, sin  embargo este sistema demora en llegar a la provincia.

 Problema. Jorge Lozano, presidente de la Unión de Taxistas de Imbabura, explicó que hubo 6 cotizadores que realizaron sus ofertas sobre el taxímetro, de estos 4 no lograron cubrir la demanda y 2 fueron aceptados.

“En Quito estas 2 empresas ya fueron aprobadas por el SRI pero les falta la autorización de la Agencia Nacional de Tránsito”, dijo Lozano.

El costo para poner un taxímetro va desde los 600 dólares hasta los 800 dólares, a eso Lozano indicó “aquí no estamos viendo que sea el más económico o el más costoso, buscamos un taxímetro bueno que no perjudique al usuario porque en Quito los taxistas lo están haciendo de forma mañosa poniendo el turbo para que avance a velocidad y cobrar más”.

Lozano, enfatizó que los taxistas están gestionando para que se exonere de utilizar el taxímetro a Quiroga, Atuntaqui, Cotacachi y Otavalo, porque se considera como lugares pequeños donde no es necesario el taxímetro.

“Mientras la agencia Nacional de Tránsito no disponga la colocación de los taxímetros en Imbabura no habrá sanciones”, finalizó Lozano.

Sandra de la Torre, presidente de la Comisión de Tránsito de Imbabura (e) aseguró que “para la colocación de taxímetros los taxistas tienen un plazo de 60 días que corre a partir del 2 de mayo, cuando se cumpla este plazo todos los taxistas de Imbabura deberán tener su taxímetro funcionando.