El Sí toma ventaja con más del 82 % del conteo

QUITO.  El presidente Rafael Correa calificó el sábado de “leyenda” al referendo que, según los datos oficiales, aprobaría las 10 preguntas planteadas por el Ejecutivo..

  “Este proceso ya es leyenda”. El cómputo de los votos, que alcanza hasta el momento el 82%, da un margen de ganancia de entre 15 y cuatro puntos al sí frente al no.
“Este proceso ya es leyenda”, afirmó el sábado Correa durante su programa sabatino que se transmite en todos los medios.

 El tirunfo es contundente, dijo Correa.  Agregó que pese a que el escrutinio no ha culminado el triunfo es “contundente” y representa una derrota para “la partidocracia, banqueros, prensa y jueces corruptos”.

El mandatario adelantó que según sus proyecciones estadísticas el sí mantendrá una diferencia de al menos seis puntos de frente al no, al tiempo que destacó la aprobación del referendo en siete de las 24 provincias del país que son las que mayor número de electores poseen.

 La propuesta.  La consulta popular planteó la reestructuración del Poder Judicial, regulaciones para el sistema financiero y los medios de comunicación, la prohibición de los juegos de azar y la muerte de animales en espectáculos públicos y la tipificación como delito del enriquecimiento ilícito privado y la no afiliación de los trabajadores al seguro social.
Los cambios que requieren reformas legales serán enviados al Congreso para elaborar las normas respectivas, mientras que las enmiendas a la constitución deberán ser añadidas al texto de la carta magna vigente.

 Polémica.  El aspecto más polémico de esa reforma es la creación del Consejo, con el que el presidente de Ecuador ha prometido hacer una depuración de magistrados y acabar con la deficiencia y “corrupción” en el sistema judicial.
Pero la oposición sostiene que se trata de una medida que acaba con la independencia de la función judicial y con la que el mandatario acumulará más poder.
También ha generado controversia la propuesta para crear un órgano para regular los contenidos sexuales, violentos o discriminatorios de la prensa.
La oposición y gremios periodísticos afirman que ese consejo se podría usar para “censurar” a los medios privados, con muchos de los cuales Correa mantiene una relación de enfrentamiento, mientras que el mandatario señala que la meta es mejorar la calidad de la información.