El servicio a domicilio debe brindar seguridad

 

El servicio a domicilio de los locales de comida y restaurantes en Ibarra, durante la época de cuarentena por el coronavirus, deben seguir prácticas de higiene adecuadas.

 

IBARRA.- Los negocios de comida han tenido que transformarse durante esta emergencia. De restaurantes y cafeterías que atendían exclusivamente en sus establecimientos, han pasado a servicio de delivery acatando la disposición del aislamiento social. Ante esto, surge la duda de muchas personas en cuanto a si es o no seguro pedir comida a domicilio, y la respuesta radica en que si toda la cadena de suministro de alimentos sigue prácticas de higiene adecuadas.

Sin evidencia científica
“Es probable que el virus no se transmita por el alimento en sí mismo”, dijo el doctor Ian Williams, jefe de la Rama de Respuesta y Prevención de Brotes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), que investiga enfermedades transmitidas por los alimentos y por el agua.
“No hay evidencia de que, hasta ahora, el Covid-19 sea transmitido por los alimentos o por los servicios de alimentos”, dijo Williams en un seminario web. “Esto realmente es respiratorio, de persona a persona. En este momento no hay evidencia que realmente nos señale la comida o el servicio de alimentos como formas que están impulsando la epidemia”, detalló.

Control y vigilancia
Con esto concuerda María Dolores Machado, Coordinadora de la zona 1 de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), quien explica que se está manejando un protocolo para la correcta manipulación e higiene de alimentos.
El documento que es bastante extenso y muy detallado con respecto a la manipulación de alimentos, se ha enviado a todos los restaurantes que están en la base de datos de la Arcsa, se realizan llamadas de seguimientos y también visitas de control. “Allí se detalla cómo debe preparar, cómo se tiene que almacenar y cómo transportar los alimentos hasta que llega al usuario final”, dice la coordinadora.
De igual forma explicó que se trata de corresponsabilidad ya que las personas que reciben sus pedidos también deben adoptar medidas de bioseguridad y de higiene.

Experiencias
Edwin Garrido, propietario de la cafetería Capsicum, es uno de los emprendedores que ha tenido que ajustarse a estos lineamientos. Comenta que las medidas de higiene siempre fueron importantes en su local pero en la actualidad se han tomado medidas más drásticas. “Los mesones los desinfectamos doblemente con productos seguros pero que nos ayuden, no solo a contrarrestar el coronavirus sino también debemos pensar en otros virus y bacterias que nos pueden hacer daño”, detalló.
Añade que es importante desinfectar todos los espacios incluidos el transporte. “El auto en el que llevo los pedidos se desinfecta totalmente antes y también después. De esta manera brindamos seguridad. Hay un principio que dice que si hago las cosas bien y yo mismo consumiría mi producto, los clientes van a tener la seguridad de que es totalmente sano”, explicó.

Necesitan apoyo
Este emprendedor dio su mensaje a la ciudadanía. “Por favor apoyen a los pequeños negocios ya que es una forma de ayudar a la economía global. Muchas personas dependemos de estos para sobrevivir y es un buen momento para brindarnos una mano entre todos”, dijo.